Álvaro del Portillo, primer español ingeniero de Caminos que será beatificado

Actualizado 05/07/2015 0:55:17 CET

MADRID, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Escuela de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la Universidad Politécnica de Madrid acoge desde este lunes una exposición sobre el sucesor de San Josemaría Escrivá al frente del Opus Dei, Álvaro del Portillo, que será beatificado en Madrid el próximo 27 de septiembre.

Álvaro del Portillo estudió en la Escuela entre los años 1933 y 1941, con la interrupción de la Guerra Civil. Se licenció primero como Ayudante de Obras Públicas (actualmente Ingeniero Técnico de Obras Públicas) y seguidamente como Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos.

La exposición se ha presentado en una mesa redonda presidida por el director de la Escuela, Francisco Javier Martín Carrasco, donde se explicaron diversos aspectos de la vida de Álvaro del Portillo como estudiante e ingeniero.

"Por esta Escuela han pasado personalidades importantes como presidentes del gobierno, inventores o un premio Nobel, pero no teníamos nadie camino de la santidad, por lo que la próxima beatificación nos enorgullece y alegra especialmente", ha señalado el director de la Escuela.

Según la portavoz del Comité organizador de la Beatificación, Teresa Sádaba, "se trata de una exposición que muestra cómo Álvaro del Portillo es un ejemplo de santidad cercana, del día a día, del trabajo profesional".

Además, ha destacado cómo "su vocación profesional de ingeniero le llevó siempre a tener una mentalidad de ayuda y servicio a la sociedad hecho con profesionalidad". Por eso, según ha precisado, las iniciativas que impulsó --universidades, clínicas, hospitales, escuelas, bancos de alimentos-- se caracterizaron siempre por su profesionalidad.

El catedrático emérito de la Escuela Edelmiro Rúa ha recordado algunas historias personales, pues es yerno de uno de los compañeros de estudios de Álvaro del Portillo, Juan Batanero, que fue Catedrático y Director de la Escuela. Según Rúa, "sus compañeros de aula y profesión coinciden en que era un hombre inteligente, sencillo, serio y responsable, dispuesto siempre a ayudar a cualquiera que tuviese un problema".

Por su parte, el escritor Salvador Bernal, uno de los biógrafos del próximo beato, al que conoció y trató durante años, ha destacado que la exposición muestra los orígenes del gran amor de Álvaro del Portillo por el trabajo profesional como medio de desarrollo humano y de encuentro con Dios.

El catedrático de Caminos Andrés Monzón ha sido el encargado de presentar el contenido de la exposición, que recoge esencialmente los documentos relativos al paso de Álvaro del Portillo por la Escuela de Ingenieros de Caminos, y de Obras Públicas, pues cursó ambas carreras y en aquel momento era una única Escuela.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies