Anesdor cree que un curso obligatorio entre el carné A2 y A de motos perjudicaría "gravemente" a la industria

Actualizado 30/05/2011 14:56:13 CET

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (Anesdor) ha advertido de que la obligación de realizar un curso largo y "complejo" como requisito para pasar del carné A2, que permite conducir motos de potencia media, al A, que da acceso a motos de mayor cilindrada, perjudicaría "gravemente" a la industria de las dos ruedas, que podría quedar reducida a "volúmenes residuales".

Cuando se reformó el Reglamento General de Conductores en 2009, se estableció que el permiso A podría conseguirse mediante un acceso progresivo, con 20 años de edad, dos años de experiencia con el permiso A2 y tras superar "una formación específica", aunque en ese momento no se concretó en qué consistía esa formación específica.

Dos años después de la entrada en vigor de esa reforma del reglamento, la Dirección General de Tráfico (DGT) está trabajando en una orden ministerial para regular el paso del carné de motocicleta A2 al carné A que incluye un curso en autoescuela de un mínimo de 17 horas, entre clases teóricas y prácticas, según un borrador fechado en el mes de abril al que ha tenido acceso Europa Press.

Además, habría un evaluación final de aprovechamiento del curso que corresponde a un funcionario de la Jefatura Provincial de Tráfico, quien decidirá junto al instructor de la autoescuela si el candidato reúne los requisitos necesarios.

Anesdor ha advertido de que, de establecerse finalmente un curso de estas características, se trataría de la formación "más exigente y costosa de Europa". Asimismo, ha señalado que "este esquema rígido de acceso contrasta con la flexibilidad" de la directiva comunitaria de la que deriva la reforma del Reglamento General de Conductores para establecer un acceso progresivo a las motos más potentes.

Desde Anesdor se considera "ilógico optar por un sistema de formación tan complejo, cuyo coste económico podría sobrepasar los mil euros, generando un grave perjuicio a la industria de las dos ruedas, con repercusiones para la economía y el empleo". En este sentido, pone como ejemplo los sistemas de acceso al carné de motos de alta cilindrada en otros países.

Así, en Italia, el usuario que procede del carnet A2 sólo debe esperar a cumplir 20 años para poder conducir motos de más de 35 kw de potencia, sin realizar ningún tipo de test. Si no se tiene ningún permiso, la administración italiana permite el acceso directo a motocicletas de alta cilindrada cumplidos los 21 años y tras superar una prueba teórica y otra de carácter práctico.

El caso de Reino Unido es similar. Con dos años de experiencia en la conducción de motocicletas de hasta 25 kw se puede dar el salto a vehículos de dos ruedas de gran cilindrada, sin realizar prueba teórica o práctica alguna. Cumplidos los 21 años, Reino Unido también completa su esquema con una alternativa de acceso directo.

EN ALEMANIA SE EXIGE TENER 25 AÑOS

En Alemania tener cumplidos 25 años es el único requisito que se exige para conducir motos de potencia superior a 25 Kw. No es necesario realizar ningún tipo de formación si se tienes dos años de experiencia en motos de potencia limitada a 25 kw.

Los conductores de moto franceses entre 18 y 21 años tienen que superar una prueba teórica y otra práctica para conducir motos de hasta 25 kw. Dos años en posesión de este permiso son suficientes para que la restricción de potencia desaparezca, teniendo acceso a las motos más potentes. A partir de los 21 años en Francia existe una vía de acceso directo, que no tiene España, a motocicletas de potencia superior.

Mientras, Japón contempla un sistema en el que para acceder a motocicletas de alta cilindrada es necesario superar una serie de exámenes en circuito cerrado, a razón de 20 euros por prueba y sin necesidad de realizar un examen teórico. El gobierno japonés exige estar en posesión del carnet inferior, que permite conducir motos desde 125cc hasta 400cc.

Por otro lado, desde Anesdor se ha criticado que el Gobierno se haya adelantado al plazo fijado por la directiva europea para la entrada en vigor del carné de motos A2. "La Administración comete una ilegalidad al haber adelantado cuatro años la entrada en vigor de la Directiva comunitaria. Solicitamos que se posponga la aplicación hasta enero de 2013 como indica la propia Comisión Europea y que, en adelante, se regule un esquema de acceso a motos de alta cilindrada mucho menos exigente para el usuario", ha pedido el secretario general de ANESDOR, José María Riaño.

"De no ser así, se paralizarán las ventas de este tipo de motocicletas, como ocurre con el ciclomotor desde que el pasado año se elevara la edad de acceso a 15 años. Ambas medidas reducirían la industria española de las dos ruedas a volúmenes residuales", han advertido.