El año 2017 en la UE fue de media 0,8ºC más cálido de lo normal y el Ártico europeo se redujo 600.000 km2 desde 1960

Lanzamiento del satélite Sentinel-5P, del programa Copernicus
ESA - Archivo
Publicado 10/04/2018 16:56:19CET

   MADRID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Europa registró en 2017 una temperatura media 0,8 grados centígrados superior a la media respecto el periodo de referencia 1981-2010 y el suroeste del continente experimentó "sequías extremas", con niveles de precipitación y humedad del suelo "muy bajos" en toda la región, según concluye el Estado del Clima Europeo en el Parlamento de la UE, realizado por Copernicus y que analiza un conjunto de indicadores.

   El informe, del Servicio de Cambio Climático Copernicus (C3S) y el Servicio Atmosférico de Vigilancia Copernicus (CAMS), ambos implantados por el Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Medio Plazo (CEPMM, ECMWF por sus siglas en inglés), se ha presentado este martes en Bruselas (Bélgica).

   Además, el documento concluye que se ha reducido un área helada del mar en invierno en el sector europeo del Ártico de 600.000 kilómetros cuadrados y se ha observado una importante pérdida del grosor del hielo de los glaciares de todo el planeta desde la década de 1960.

   El informe describe la evolución a largo plazo de diversas variables climatológicas fundamentales que se pueden emplear para evaluar tendencias globales y regionales.

   Copernicus se creó hace cuatro años. Se trata de un programa europeo de observación de la tierra que aporta datos ambientales en una cantidad sin precedentes para dar apoyo a las políticas públicas y al desarrollo de una economía sostenible y próspera, basada en el conocimiento.

   Los servicios Copernicus fueron implantados por el CEPMM y supervisan datos en una escala global de forma rutinaria. Los datos de satélite in-situ que recopila Copernicus alimentan modelos informáticos de última generación para ofrecer mapas, gráficos, previsiones meteorológicas actualizados y muchos otros materiales.

   El 'Resumen del Estado del Clima Europeo, 2017' expone también la evolución a largo plazo de distintas variables climatológicas fundamentales que se pueden emplear para evaluar tendencias globales y regionales.

Contador