Antoni Gutiérrez: "Hoy es ya una falta de respeto democrático que un político no esté en las redes sociales"

El Consultor Y Asesor Antoni Gutiérrez
EUROPA PRESS
Actualizado 25/01/2012 19:16:27 CET

El consultor político presenta este jueves en Segovia 'La política vigilada. La comunicación política en la era de Wikileaks'

SEGOVIA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El consultor de comunicación y asesor político Antoni Gutiérrez Rubí considera que la ausencia de los representantes políticos en Internet y las redes sociales es señal de falta de respeto democrático, ya que estos espacios se han convertido en el ecosistema en el que la sociedad se muestra de una manera más palpitante, comparte opiniones, debate y transfiere información.

Gutiérrez Rubí, reconocido como uno de los consultores de comunicación e imagen más prestigiosos en España y Latinoamérica, reprueba que un político no permita al ciudadano conocer su cuenta de correo, su Twitter o su perfil de Facebook en un mundo en que "la gente se ha ido a vivir a las redes sociales" y en un momento en que los representantes han perdido el privilegio en exclusiva de la acción política.

"Internet y las redes sociales son el mejor sensor social. Si quieres hacer política sabiendo lo que se opina y se siente, conéctate, es una garantía de conocimiento de la realidad", destaca este experto, quien apunta como imprescindible la presencia en las redes mayoritarias, Twitter y Facebook, así como la importancia de prestar atención a canales como YouTube o Vimeo.

Para este experto, autor de 'La política vigilada. La comunicación política en la era de Wikileaks', la sociedad es hoy más consciente de sus responsabilidades y se siente más fuerte, preparada, cohesionada, capaz de intercambiar y asociarse por causas y en redes, algo que "supone una energía democrática que la política no puede ignorar".

Es también, según añade, un desafío porque tiene algo de crítico y fiscalizador para que la clase política democrática reaccione y recupere su sintonía con la ciudadanía. "Si la política no reacciona e ignora lo que sucede y a la crítica organizada, los ciudadanos harán política sin políticos y sin partido, con el riesgo de que aumente el populismo en su acción", subraya.

HUMILDAD, ESCUCHA, COGESTIÓN

Antoni Gutiérrez incide en la pérdida de la fuerza y la exclusividad de los partidos en el sistema democrático y empuja a los políticos a tomar conciencia de esta situación para iniciar el camino de la renovación. Para ello, les anima a adoptar una actitud humilde, sin arrogancia ni soberbia. Sólo de esa forma, según asegura, se consigue la capacidad de escucha que demandan los ciudadanos, que más que nunca creen que la política "habla para ella".

También, en esa nueva situación de pérdida de privilegio, ve necesarias la apertura a la participación y la cogestión de lo público. "Han de comprender que ser representante legítimo no da derecho en exclusiva a trabajar en política. Ésta ha pasado a un estadio de evaluación permanente", reconoce este consultor, al tiempo que enfatiza la idea de que las nuevas exigencias planteadas en Internet y el hecho de que se pregunte al representante hacia dónde quiere ir "obliga a hacer política de otra manera".

En este escenario, y ante la necesidad imperante de cultural digital, recalca que la clase política sí es consciente de la relevancia de las nuevas herramientas tecnológicas, si bien no tanto de que éstas suponen una nueva forma de relacionarse. "Tienen la intuición de que es importante, lo cual no está mal, pues han tomado conciencia de que tienen un problema y de que hay que actuar", agrega.

En cuanto a los usuarios y su papel como fiscalizadores en la Red, indica que lo están haciendo bien y que, a pesar algunos excesos, favorecen un "enorme capital de salud democrática". "Hay energía bienintencionada. El querer saber más, exigir información, proponer participación y pedir rendición de cuentas es energía democrática", recalca.

'LA POLÍTICA VIGILADA'

Antoni Gutiérrez, considerado referente de la comunicación y analista político de la sociedad actual, es autor de varios libros sobre política, articulista de diarios como 'El País' o 'Público', ponente habitual en congresos internacionales y profesor en cursos y master sobre Comunicación Política en diversas universidades.

Este jueves presentará en Segovia su último libro, 'La política vigilada. La comunicación política en la era de Wikileaks', en el que reflexiona sobre el fenómeno creciente de la irrupción de una ciudadanía digital en la construcción de la agenda pública.

El acto tendrá lugar en la Casa de Andrés Laguna (calle Judería Vieja 12) a las 19.00 horas e intervendrán Agustín García Matilla, catedrático de Comunicación Audiovisual de la Universidad de Valladolid (UVA), e Ignacio Martín Granados politólogo, director del Gabinete de Alcaldía del Ayuntamiento de Segovia y profesor asociado de la UVA.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies