El árbol de Navidad del Vaticano llega a la Plaza de San Pedro

Actualizado 06/12/2012 18:37:28 CET

ROMA, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

El tradicional árbol de Navidad ha llegado este jueves 6 de diciembre a la Plaza de San Pedro y ha sido colocado a los pies del obelisco al lado de donde se ubicará el belén. El acto de la primera iluminación del árbol está programado para el próximo 14 de diciembre por la tarde.

El árbol de navidad de este año cuenta con 24 metros de altura y ha sido donado por la comunidad de Pescopennataro de la provincia de Isernia en la región italiana de Molise. Se trata de un abeto blanco elegido en la localidad 'Bosque de los abetos sopranos'. La madera, como cada año, será donado a asociaciones de beneficencia que realizarán juegos para niños.

En el curso de su Pontificado, Benedicto XVI ha recordado varias veces el significado espiritual del árbol de Navidad, "símbolo significativo del Nacimiento de Cristo, porque con sus hojas siempre verdes recuerda la vida que no muere y es también símbolo de la religiosidad popular".

En diciembre de 2007, el Papa indicó que "el árbol y el belén son elementos del clima típico de la Navidad, que forma parte del patrimonio espiritual de las comunidades" y agregó en esa ocasión el Pontífice que es un clima "impregnado de religiosidad y de intimidad familiar, que se debe conservar también en las sociedades actuales, donde a veces parece prevalecer el afán de consumismo y la búsqueda sólo de los bienes materiales".

En esta línea, Benedicto XVI invitó a "mantener vivas estas hermosas tradiciones, tan sentidas" y exhortó a esforzarse "por convertirlas cada vez más en manifestaciones de una vida cristiana auténtica y activa".

Asimismo, el Pontífice recordó que "la Navidad es fiesta cristiana y sus símbolos _entre ellos especialmente el belén y el árbol adornado con regalos_ constituyen importantes referencias al gran misterio de la encarnación y del nacimiento de Jesús, que la liturgia del tiempo de Adviento y de Navidad evoca constantemente" y aseguró que "el Creador del universo, haciéndose niño, vino para compartir nuestro camino humano; se hizo pequeño para entrar en el corazón del hombre y así renovarlo con la omnipotencia de su amor" por lo que animó a acoger al niño Jesús "con fe animada por una firme esperanza".

PREPARATIVOS EN CORSO DEL PESEBRE

Por otro lado, el Vaticano ha iniciado a preparar el tradicional 'Belén en la Plaza de San Pedro' que este año no representará ningún gasto para el presupuesto vaticano porque la región italiana Basilicata ofrecerá a disposición todos los elementos que lo componen a diferencia de los años pasados que lo pagaba el Gobernatorado de la Ciudad del Vaticano.

El pesebre al centro de la Plaza de San Pedro "tendrá un dimensión de cerca 150 metros cuadrados" y será formado por "más de 100 estatuas, realizadas completamente de terracota y portarán atuendos de tela almidonada realizados a mano e inspirados en los vestidos típicos de los campesinos lucanos de aquel tiempo", según indica un comunicado oficial vaticano.

Además, la nota oficial apunta que "la entera estructura será elevada del piso aproximadamente 90 centímetros con una altura que variará desde los seis hasta los ocho metros" y agrega que "la preparación será como es costumbre realizado por los servicios técnicos del Gobernatorado del Estado de la Ciudad del Vaticano".

Asimismo el comunicado señala que la Región Basilicata desea dar a Benedicto XVI este pesebre "monumental realizado del Maestro Francesco Artese, considerado uno de los más importantes representantes de la escuela meridional de los pesebres" y añade que esta región italiana dona este regalo al interpretar "el sentimiento de la comunidad lucana de cercanía a la Iglesia universal y a su pastor".

También indica que "la peculiaridad de la obra de Artese consiste en incluir los paisajes con piedras de Matera y en las escenas de la vida cotidiana de la civilización campesina" y agrega que "la escenografía completa del belén, además de inspirarse en la iconografía tradicional, está definida por elementos que reproducen la arquitectura y los lugares típicos del paisaje lucano".

Como ya es tradición, según apuntaron fuentes vaticanas, el belén podrá ser visto desde el 24 de diciembre por la tarde y se espera que estén también al lado del niño Jesús en el pesebre, José y María, el ángel, algunos pastores, así como también el buey y el asno.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies