Las armas de la guerra en Gaza: de los misiles de Hamás a las bombas de dardos de Israel

 

Las armas de la guerra en Gaza: de los misiles de Hamás a las bombas de dardos de Israel

Dos bombas de fósforo blanco estallan en Gaza el 8 de enero de 2009
Foto: REUTERS
  
Actualizado 24/07/2014 10:17:23 CET

MADRID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -  

En los últimos días ha alcanzado gran resonancia la utilización de bombas de dardos por parte del ejército de Israel. Según ha denunciado el Centro Palestino para los Derechos Humanos (CPDH), estas bombas han sido lanzadas contra objetivos civiles.

En concreto, y según el mismo CPDH, se dispararon seis de estos proyectiles contra la localidad de Juzaa, resultando herida en el pecho una mujer de 37 años, Nahla Jalil Najjar.

¿CÓMO FUNCIONAN?

Las bombas de dardos se lanzan desde los carros de combate. Los proyectiles se abren en pleno vuelo para expeler pequeños dardos de acero de unos 3,7 centímetros de largo. Estos dardos, al caer, pueden alcanzar la velocidad de una bala, perforar un casco y, por supuesto, matar a una persona.

La trayectoria de dispersión abarca un arco cónico de unos 300 metros de largo por 90 de ancho. Israel no ha desmentido que utilice este tipo de arma, si bien aclara que estas bombas son legales conforme al Derecho Internacional. El Tribunal Supremo israelí aprobó en 2002 el empleo de esta mortífera munición.

Bomba de dardos.jpg

FÓSFORO BLANCO

Las bombas de dardos no son las únicas armas por las que el Estado hebreo ha sido criticado. Tras la ofensiva de Gaza entre finales de 2008 y principios de 2009 Israel admitió haber utilizado fósforo blanco.

El fósforo blanco sirve militarmente como agente incendiario para crear pantallas de humo y como componente flamígero antipersonal capaz de causar quemaduras graves.

Ha sido empleado en guerras como la II Mundial, la de Corea de 1950 o la de Vietnam de 1959, y también en Irak, tanto por el dictador Saddam Hussein como por el ejército estadounidense.

Está considerado por la ONU como un arma química y tanto esta organización como Human Rigths Watch han emplazado a Israel a dejar de utilizarla, sin éxito por su parte.

MISILES PALESTINOS

Del lado palestino, el arma más 'emblemática' de las utilizadas contra Israel son los cohetes o misiles. Los Qassam son unos cohetes de metal rellenos de explosivos producidos por Hamás y la Yihad Islámica Palestina.

Este cohete ha tenido hasta la fecha tres versiones:

1- El Qassam 1 se lanzó por primera vez en octubre de 2001, medía unos 60 milímetros de diámetro, pesaba unos 5,5 kilos y tenía un alcance de 3 a 4,5 kilómetros.

2- El Qassam 2 se utilizó entre 2002 y 2005, medía 180 centímetros de largo con un alcance de 8 a 9,5 kilómetros, con una carga de 5 a 9 kilos.

3- El Qassam 3 llegaba hasta los 12 kilómetros y pesaba entre 10 y 20 kilos.

En noviembre de 2003 el canal 2 de la televisión israelí alertó de que se preparaba el Qassam 4, que alcanzaría 17 kilómetros.

El arsenal palestino no se limita a los cohetes Qassam. En los últimos años los islamistas de Hamás han recurrido a la ayuda de Irán y de Siria para ampliar su repertorio de misiles.

En concreto, ahora disponen de los misiles M-75, que fabrican en Gaza y alcanzan los 80 kilómetros (con lo que pueden llegar a Jerusalén y Tel Aviv).

Desde 2012, Hamás cuenta con misiles iraníes Fajr-5 y, según los analistas, en la actualidad también posee cohetes M-302 suministrados por Siria.

La 'Cúpula de Hierro', el sofisticado escudo antimisiles israelí puesto en funcionamiento en abril de 2011, ha conseguido mitigar los daños causados por estas armas.

Iron Dome.jpg

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies