El Arzobispado de Madrid insiste en que la exhumación de los restos de Franco corresponde al Gobierno y a la familia

El Valle de los Caídos
COMPROMÍS - Archivo
Publicado 21/08/2018 17:35:26CET

   MADRID, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El Arzobispado de Madrid ha insistido este martes 21 de agosto en que la decisión sobre la exhumación de los restos de Francisco Franco corresponde al Gobierno y la familia del dictador, no a la Iglesia, según han señalado a Europa Press fuentes de la institución.

   El ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, ha confirmado que el Consejo de Ministros aprobará este viernes 24 de agosto la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos mediante un decreto ley que modifica la Ley de Memoria Histórica.

   En caso de conflicto entre el Gobierno y los familiares del dictador, se podría requerir la mediación de la comunidad benedictina del Valle de los Caídos o incluso elevarse a la Santa Sede, según explicaron a Europa Press fuentes eclesiales. Según estas fuentes, Patrimonio Nacional es el administrador temporal del Valle de los Caídos pero, al mismo tiempo, la basílica está encomendada a la comunidad benedictina, por lo que en un hipotético conflicto, se acudiría a la congregación.

   En concreto, los benedictinos del Valle de los Caídos dependen de la congregación de Solesmes, al noroeste de Francia, cuyo abad es el monje Philippe Dupont, quien podría llegar a ser consultado en el hipotético caso de que la comunidad benedictina deba mediar sobre la exhumación de los restos del dictador.

   Sin embargo, fuentes próximas a Philippe Dupont han señalado a Europa Press que la exhumación de Franco "es una cuestión que concierne a los españoles, no a los franceses", y no han querido valorar la decisión del Gobierno de Pedro Sánchez. En cualquier caso, han pedido que "la paz y la armonía reinen entre los españoles".

   Aunque la comunidad benedictina del Valle de los Caídos goza de autonomía, en caso de conflicto también se escucharía por deferencia al cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, como responsable de la diócesis donde se encuentra la abadía. Asimismo, el asunto podría llegar a elevarse a la Santa Sede, por orden de jerarquía.