El arzobispo electo de Oviedo asegura que se vería en un "serio aprieto" si tuviera que dar la comunión a José Bono

EP
Actualizado 04/12/2009 11:05:05 CET

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El recién elegido arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, se vería en un "serio aprieto" si en la misa del domingo tuviera que dar la comunión al presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, en entrevista a Onda Cero recogida por Europa Press.

En este sentido, Sanz Montes indicó que "es complicado" porque el acercarse a comulgar en la eucaristía significa que comulgamos con la eucaristía, "no que Cristo comulga con nosotros" y, por lo tanto, "si yo no comulgo con cristo en valores tan esenciales como la vida me parece que hay una contradicción, por no decir un cinismo".

Asimismo, matizó que, tal cual explica al resto de los creyentes, "la comunión no es una cuestión banal", ya que son valores "por los que Cristo ha dado la vida".

Por otro lado, el obispo de Oviedo se refirió al debate sobre la presencia del crucifijo en las aulas de escuelas públicas y afirmó que "entiende" que un padre pueda pedir que se retire estos crucifijos.

Sin embargo, advirtió de que si el resto de las personas en una "inmensísima mayoría" dicen lo contrario, conduce a una "polémica, por no decir batalla, por un crucifijo", con lo que se sirve a lo que el crucificado jamás quiso, "que fuese una última guerra santa de las demasiadas que ha habido en la historia".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies