El arzobispo emérito de Saint Andrews y Edimburgo dejará Escocia

Actualizado 15/05/2013 20:35:50 CET

ROMA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El cardenal Keith Patrick O'Brien, arzobispo emérito de St. Andrews and Edinburgh "dejará Escocia dentro de pocos días, para transcurrir algunos meses de renovación espiritual, oración y penitencia" según ha informado este miércoles la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

Según indica un comunicado vaticano el motivo es "por las mismas razones por las cuales decidió no tomar parte en el último cónclave" y la decisión de abandonar Escocia ha sido "de acuerdo con el Santo Padre". Además señala que "cualquier decisión relativa al destino futuro del cardenal se concordará con la Santa Sede".

Benedicto XVI aceptó, con fecha 18 de febrero, la renuncia del cardenal arzobispo de Saint Andrews y Edinburgo, Keith Patrick O'Brien, presentada por el propio cardenal en el mes de noviembre de 2012 en previsión de su 75 cumpleaños, el 17 de marzo de 2013, edad a la que se invita a los cardenales a presentar su dimisión, según indicó el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi.

Por su parte, O'Brien confirmó el 25 de febrero en un comunicado publicado por la Iglesia Católica de Escocia que la renuncia había sido aceptada definitivamente por Benedicto XVI bajo la fórmula 'nunc pro tunc' (con carácter retroactivo), dada la inminente Sede Vacante y anunció también que no estaría presente en el Cónclave.

En el comunicado O'Brien pidió a Dios bendecir a sus hermanos cardenales reunidos en Roma para elegir al sucesor de Benedicto XVI y apuntó que no se uniría a ellos "en este Cónclave en persona" porque no deseaba que "la atención de los medios en Roma" se centraran en él, sino en Benedicto XVI y en su sucesor.

Asimismo, O'Brien apuntó que rezaría "con ellos y por ellos para que, iluminados por el Espíritu Santo" hicieran la elección "correcta para el futuro de la Iglesia".

Sin embargo, evocó los años de su ministerio, pidió "perdón" a todos los que haya podido "ofender" y dio "gracias a Dios" por el bien que haya sido capaz de hacer. Además, agradeció a Benedicto XVI "por su amabilidad y cortesía" en su nombre y en nombre del pueblo de Escocia le deseó "un largo y feliz retiro".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies