El arzobispo de Pamplona llama a "no es esconder el tesoro de la fe" y a "no vivir en las tinieblas del paganismo"

Actualizado 04/12/2014 6:19:44 CET

PAMPLONA, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

El arzobispo de Pamplona, Francisco Pérez, ha animado este sábado a los cristianos a "no esconder el tesoro de la fe" y a "no vivir sumidos en las tinieblas del paganismo dando culto a los falsos dioses".

"Nosotros, en nuestros días, no debemos esconder el tesoro de la fe. No podemos guardar solo para nosotros las palabras de vida eterna. Sino que, como hizo san Saturnino, debemos testimoniarla, compartirla, mostrarla en nuestro entorno porque deseamos que todos se vean iluminados con la luz de Cristo", ha expuesto Francisco Pérez.

Así lo ha señalado el arzobispo de Pamplona en su homilía en la misa celebrada este sábado con motivo de la festividad de San Saturnino, patrón de la capital navarra, en la que ha resaltado que los cristianos del siglo XXI "queremos mantener viva esa misma fe que recibimos por San Saturnino".

Sin embargo, monseñor Pérez ha lamentado que "consciente o inconscientemente, en muchas ocasiones vivimos sumidos en las tinieblas del paganismo dando culto a los falsos dioses". "Cada uno sabe cuáles son sus dioses personales: el materialismo, el placer, el egoísmo, la crítica destructiva, la manipulación, el activismo que embota nuestra vida y la agobia. Todo aquello que ocupa el lugar que debiera ocupar Dios en nuestra vida; todo aquello que impide que Jesucristo reine en nuestros corazones", ha remarcado.

Según ha expuesto, "cuando se excluye a Dios se adoran nuevos ídolos que llevan por los caminos del fracaso y concluyen en una mayor deshumanización". En su opinión, "estos dioses son quienes alimentan los vicios y son los causantes de la deshumanización".

De este modo, el arzobispo de Pamplona ha defendido que "sólo desde las virtudes que emanan de la fe y que se sustentan en un Dios creador y amor se logra vivir con más autenticidad y se consiguen mayores y mejores las relaciones humanas".

Por todo esto, Francisco Pérez ha resaltado que "celebrar San Saturnino puede ser una buena ocasión para que revisemos nuestra vida y reavivemos nuestra fe dándole un lugar central, convirtiéndola en el eje vertebral de la vida".

"Recordar cómo san Saturnino evangelizó a nuestros antepasados, es un estímulo para dar primacía a la fe en cada uno de nosotros confesándola con fortaleza. La fe en Jesucristo da el verdadero sentido a la vida. Jesucristo nos da la verdadera felicidad, la verdadera alegría, la auténtica libertad y la verdadera paz interior", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies