Así ha cambiado el mapa de nacimientos en España en 40 años

 

Así ha cambiado el mapa de nacimientos en España en 40 años

Contador
Mapa del número de nacimientos en casa
EUROPA PRESS
Actualizado 25/07/2017 12:47:38 CET

MADRID, 25 Jul. (EDIZIONES) -

Dar a luz en casa es una opción que eligen muy pocas familias en España: en 2015 un total de 1.393 niños nacieron en casa, un 0,33% de todos los nacimientos registrados en el país. La realidad hace cuarenta años era muy distinta, en 1975, por decisión personal de los padres o por falta de recursos, el 17,74% de todos los niños nacían en un domicilio particular, según un análisis llevado a cabo por europapress.es de los registros de nacimientos del INE.

Entre las dos fechas se extienden cuarenta años de avances en sanidad, multitud de cambios demográficos y sociológicos que han afectado dramáticamente no sólo a la cifra de nacimientos en España, sino el lugar y la manera en que se da a luz en España.

En 1975 nacieron en España un total de 669.378 niños, una cifra que en 2016 se había reducido hasta los 408.384 niños y había sido superada por el número de fallecimientos, lo que implica que actualmente España tiene un saldo vegatativo negativo, o lo que es lo mismo: en el país muere más gente de la que nace.

Pero no sólo es que el número de nacimientos se haya reducido, también ha cambiado el lugar y la forma en que se da a luz. El siguiente mapa representa los municipios en los que ha aumentado el número de nacimientos inscritos (en azul) y aquellos en los que la natalidad ha descendido (en rojo).

COMPRUEBA CÓMO HA CAMBIADO LA NATALIDAD EN TU MUNICIPIO

Como puede verse en el mapa, en estos años los nacimientos han descendido en amplias zonas rurales de Galicia, Asturias, Castilla y León, Extremadura o Andalucía, entre otras comunidades, mientras que se ha disparado en otras zonas urbanas de la Península.

Este fenómeno, en parte, se explica por la emigración de los pueblos a las ciudades, pero también por el crecimiento de ciudades en la periferia de urbes como Madrid y como Barcelona con grandes núcleos de población y servicios sanitarios adecuados como para absorver parte de los partos que en 1975 se concentraban en Madrid o Barcelona.

Así, en 1975 el 21,2% de los niños nacían en la ciudad de Madrid o en Barcelona, mientras que en 2015 ese porcentaje se había reducido hasta el 11,9%. Mientras, ciudades como Móstoles, al sur de la capital, han visto cómo el número de nacimientos pasaba de 20 en 1975 a 2.581 en 2015.

Algo parecido ha sucedido en otras núcleos urbanos que rodean a Barcelona (el municipio de Sant Cugat del Vallès registró 79 nacimiento en 1975 frente a 643 en 2015) o Sevilla (el municipio de Dos Hermanas en 1975 registró 37 nacimientos, en 2015 la cifra fue de 951)

MAPA DE NACIMIENTOS EN CASA EN 1975

En estas cuatro décadas se ha reducido también el número de partos que tiene lugar fuera de hospitales. Estos dos mapas representan los partos en casa registrados en todos los municipios españoles en 1975 y 2015. Como se ve, el número de este tipo de partos ha caído en todas partes, siendo Madrid la ciudad en el que más número hay.

En casa o en un hospital, el porcentaje de partos asistidos por un profesional sanitario ya era grande en 1975 y ha mejorado todavía más en estos años: se ha pasado de un 99,1% de partos asistidos hace cuarenta años a 99,9% en 2015.

También se ha reducido la tasa de muerte del feto durante el parto o en los momentos posteriores. Así, la tasa de muerte perinatal, que se refiere a la muerte del feto o recién nacido desde las 28 semanas de embarazo hasta la primera semana de vida, ha pasado en España de 20,91 por mil nacidos en 1975 a 4,33 en 2016.

Entre medias, ha cambiado también la manera en que se practican esos partos. En 2008, el 18,2% de los partos fue por cesárea, mientras que en 2015 ese porcentaje había aumentado hasta el 26,6 por ciento.

En 1975 el INE no recogía en sus estadísticas cifras sobre el número de cesáreas, pero una visión a otro de los datos incluídos en las estadísticas de esa época da cuenta de cómo ha cambiado la forma en que los servicios sanitarios califican los nacimientos. Hace 40 años sólo el 2,9% de los partos eran considerados con complicaciones, mientras que en 2015 ese porcentaje se elevaba hasta el 12,6%.

Por último, ha cambiado también la edad de las madres. La edad media para ser madre en España se situó en 2016 en los 32 años, mientras que en 2017 era de 28 años.

Mejoras en la tasa de supervivencia, cambios de patrones en los lugares en los que se nace o prácticas distintas a la hora de conducir un parto que reflejan los dramáticos cambios científicios, demográficos y sociales que ha experimentado el país en estos cuarenta años y que se reflejan también en la manera de venir al mundo.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies