Las autoescuelas, a favor de controlar la siniestralidad de los nuevos conductores

Publicado 27/04/2016 14:44:25CET

MADRID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) ha señalado que "no ve con malos ojos" la intención de la Dirección General de Tráfico (DGT) de hacer un seguimiento de los conductores noveles durante los seis meses posteriores a la obtención del carné para conocer su siniestralidad, y difundir los datos por autoescuela.

Esta medida, propuesta por la directora general de Tráfico, María Seguí, pretende incluir estos datos, junto con el del número de aprobados de cada centro, de manera que el usuario pueda escoger dónde recibir formación con mayor calidad.

Para CNAE, si esta medida se pone en marcha, entre la información sobre siniestros que debería proporcionar la DGT, debería figurar si se trata de un accidente o de un incidente, quién ha sido el causante, el estado de la vía y su señalización y, eventualmente, el nombre del examinador y de la jefatura del conductor novel implicado.

En este sentido, las autoescuelas apuntan que, si bien valoran "el interés creciente de la DGT en la formación de los conductores", el organismo ha de recordar que "los conductores noveles son quienes menos vulneran las normas de tráfico, precisamente porque aún conservan frescas en la memoria las enseñanzas recibidas en los centros de formación vial".

Del mismo modo, recuerda que en España la decisión sobre cuándo acudir al examen, dando por concluido el periodo de aprendizaje, es potestad del alumno, no de la autoescuela. Al respecto, ha indicado que, en varios países hay ciclos mínimos obligatorios de enseñanza teórica y práctica, un modelo por el que CNAE apuesta.