Automovilistas Europeos critica el nuevo modelo de carné por no equiparar pérdida de puntos a sanción

 

Automovilistas Europeos critica el nuevo modelo de carné por no equiparar pérdida de puntos a sanción

Actualizado 30/06/2006 16:20:40 CET

MADRID, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Automovilistas Asociados Europeos (AEA), Mario Arnaldo, consideró hoy que la implantación del carné por puntos "es un instrumento eficaz para luchar contra la inseguridad vial", pero se mostró contrario al "modelo aprobado en España", que se implantará en el 1 de julio, "pues de 'carné por puntos' tiene sólo el nombre, nada más".

En declaraciones a Europa Press TV, Arnaldo reconoció que su asociación lleva "reivindicando desde hace 14 años que se implante este sistema de sanción para combatir la lacra que tenemos en nuestras carreteras", pero criticó que "la pérdida de puntos no sea una sanción, sino una pérdida de los requisitos para poder conducir".

Sus discrepancias se traducen en "tres puntos negativos que deben corregirse", dijo. La AEA considera que "el principal punto negativo es que, al no considerarse la pérdida de puntos como una sanción, se ha eliminado la posibilidad de defensa y de recurrir de los ciudadanos". "Se han reducido las garantías jurídicas de los ciudadanos", indicó Arnaldo.

El segundo punto de discrepancia "es que no se puede aplicar este sistema a todo el censo de conductores españoles por igual", aseveró el presidente de AEA. "Habría que esperar a que los carnés emitidos vayan caducando para aplicar el nuevos sistema y así, por ejemplo, si mi carné de conducir vence en el año 2008 no se me debería poder aplicar el nuevo sistema de pérdida de puntos hasta ese momento de vencimiento", explicó.

"La tercera discrepancia es que este sistema no podrá aplicarse a conductores que circulen por España con una licencia expedida en cualquier otro país que no sea España", criticó Arnaldo. "Esto es una aplicación discriminatoria del sistema de carné por puntos, que no existe con este modelo español en ninguno de los once países de la Europa, donde el carné está funcionando con éxito", dijo, en clara referencia a países como Francia, Reino Unido o Italia.

INCÓGNITAS SOBRE LA REDUCCIÓN DE LAS VÍCTIMAS MORTALES

Sobre la reducción del número de víctimas mortales en los accidentes de tráfico, Arnaldo apuntó que "el carné español sí podría tener éxito y consecuencias muy positivas si hubiéramos utilizado alguno de los modelos que se vienen utilizando en Europa". En este apartado, mencionó el "modelo francés, que desde 1992 funciona con éxito, o el caso italiano, donde se consiguió tras un año de implantación reducir la cifra de muertos por accidentes en las carreteras en un 17 por ciento".

Arnaldo señaló que el problema es que "en España se está innovando y aplicando un experimento que no ha sido testado en ningún país de la Unión Europea, por lo que la reducción de víctimas es algo incierto y una incógnita, porque no se sabe qué va a pasar".

CURSOS DE RECICLAJE Y CONDUCTORES PROFESIONALES

Por otra parte, el responsable de la AEA indicó, como aspectos positivos, "los cursos de sensibilización, tanto los de recuperación parcial como los de recuperación total de puntos". En este sentido, Arnaldo vio correcto que "España haya introducido un avance pedagógico mayor que el resto de países europeos".

"Los cursos de sensibilización, con su función de enseñanza y pedagogía, son la parte positiva de este carné", pero no así "la arquitectura jurídica sobre la que se ha construido este carné por puntos, que puede catalogarse como 'typical spanish'", insistió de nuevo en los aspectos negativos del nuevo sistema.

En referencia a los conductores profesionales, Arnaldo creyó que "el tratamiento que se les ha dado en este sistema es el adecuado, pues en ningún país de la Unión Europea se han realizado distinciones respecto a los conductores profesionales". "Por ser conductor profesional --y pasar en teoría más horas conduciendo un vehículo-- no hay que proporcionarle un tratamiento desigual con respecto a los demás ciudadanos con permiso de conducir", explicó.

Sin embargo, vio correcto que existan "distinciones a la hora de realizar los cursos de sensibilización". De tal manera que "para un conductor no profesional el curso para recuperar parcialmente 4 puntos se puede realizar cada 2 años, mientras que un profesional puede realizar el curso cada año".

Arnaldo también consideró positiva la diferencia que se hace en el apartado de recuperación del permiso de conducir para los casos de suspensión. "Quien pierda la totalidad de los puntos, si es conductor no profesional deberá esperar seis meses para solicitar un permiso nuevo, mientras que si el conductor es profesional para recuperar el carné de conducir deberá esperar 3 meses", explicó. En definitiva, "vemos bien que se hayan hecho distinciones en cuanto a la recuperación de los puntos y no en cuanto a la pérdida de puntos", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies