Automovilistas instan a los afectados a reclamar y víctimas lamentan que no se cerrase la AP-6 antes

Publicado 08/01/2018 18:23:50CET

MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

Asociaciones automovilistas instan a los afectados por el temporal de nieve que quedaron atrapados este fin de semana en la AP-6 a reclamar los "daños morales" derivados de la "angustia" que sufrieron al estar atrapados durante horas, mientras que las asociaciones de víctimas han lamentado que la autopista no se cerrase antes.

Según el presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), Mario Arnaldo, en 2004 hubo un caso similar que tuvo lugar en la AP-1 en Burgos por el que se indemnizó a los afectados con 150 euros al entender que hubo "daño moral por el sufrimiento" al quedar atrapados en la carretera. No obstante, indica a Europa Press que la compensación económica no es "suficiente" para paliar el daño, sino que hay que "pedir disculpas" y "revisar los planes de vialidad invernal" para que lo sucedido este fin de semana "no vuelva a ocurrir". La asociación ha recibido, según su presidente, "cerca de un centenar" de quejas.

A juicio de Arnaldo, este tipo de situaciones no son "inevitables", y si la circulación por meteorología es "tan adversa", dice que se deberían habilitar aparcamientos fuera de la autopista antes que dejar que los vehículos entren a una "ratonera".

En cuanto a quién corresponde la responsabilidad de la gestión, para AEA "la responsabilidad absoluta es de la empresa concesionaria", ya que Arnaldo sostiene que en enero de 2013 se modificó la Ley de construcción, conservación y explotación de autopistas en régimen de concesión para convertir a los empleados de autopistas en "autoridad temporal" en caso de ausencia de la Guardia Civil. En cualquier caso, también considera que existe una "responsabilidad clara de la DGT", pues según Arnaldo, es este organismo el que tiene competencias para cerrar y abrir autopistas en caso de meteorología adversa. "Podría haber evitado el colapso circulatorio", añade Arnaldo.

Por su parte, el RACE ha pedido que la gestión del tráfico sea "única", ya que la gestión compartida entre las administraciones, entes públicos y empresas privadas "hace que la coordinación entre ellas ralentice la toma de decisiones en momentos clave" como el que se produjo el fin de semana en la AP-6.

Además, reclaman analizar urgentemente si los planes de vialidad invernal que establecen los mecanismos de actuación en situaciones de inclemencias meteorológicas adversas "eran los adecuados para hacer frente a este tipo de situaciones" y aplicar las medidas que sean necesarias para que estas situaciones no vuelvan a suceder.

RACE también ha lamentado "profundamente" lo ocurrido y ha defendido a los conductores que se vieron implicados en el colapso: "La mayoría relacionamos el uso de las cadenas de nieve con la circulación por carreteras convencionales, puertos de montaña, etc., pero no por una autopista de peaje que es, además, por donde se aconseja circular al ser las vías más seguras".

Por su parte, las asociaciones de víctimas han lamentado que la AP-6 no cerrase antes si se conocían los avisos de nieve y coinciden en señalar a la Administración como máxima responsable de lo sucedido.

Para el presidente de la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes (DIA), Francisco Canes, "la Administración es la que tiene la responsabilidad, no tanto la concesionaria", pues tiene que tomar medidas, como la de "prohibir la circulación directamente" para no "permitir que la gente se queda atrapada". Aunque también ha señalado a los conductores: "Los conductores deben entender que si no se puede circular, no se puede". "Es muy difícil delimitar una sola responsabilidad", dice Canes, que considera que en cualquier caso la Administración "tiene que estar preparada para lo peor".

Al contrario que AEA, DIA no aconseja a los afectados reclamar daños al considerar que es "inviable en todos los sentidos". Para indemnizar tiene que haber un daño económico, reclamar por pasar la noche en el coche no lo recomendaría", comenta Canes.

Igualmente, el vicedirector de la Asociación para la Prevención de Accidentes de Tráfico PAT-APAT, Vicente Sánchez, señala a Europa Press que si ya había aviso de nevadas o "no se envió la ayuda necesaria" o "no se notificó lo suficientemente claro a los conductores". "Se podría haber cortado [la circulación] en alguna salida antes", lamenta.

Para la asociación, el director de la DGT, Gregorio Serrano, "no lo está haciendo bien". "Si él, por sí solo, no dimite, se le podría cesar, porque se le ha dado oportunidad y no ha desarrollado el trabajo que tenía que desarrollar", ha apuntado Sánchez, que exige "nombrar a alguien cualificado" para este cargo. Además, ha criticado que "no se puede jugar con la movilidad" y ha pedido "ser mucho más serios" en estos temas, ya que lo sucedido en la AP-6 "ha producido daños en el bienestar de la sociedad".