Autonomía y dirección de los centros, principales asignaturas de la Ley de Educación catalana el próximo curso

Actualizado 02/07/2009 14:26:04 CET

BARCELONA, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Educación de la Generalitat centrará el despliegue de la Ley de Educación de Cataluña (LEC) el próximo curso en la aprobación de un decreto sobre la autonomía de los centros y otra norma que refuerce el papel directivo de las escuelas e institutos públicos.

Según explicó el conseller de Educación, Ernest Maragall, en una carta enviada al profesorado y a los centros a la que ha tenido acceso Europa Press, el próximo curso contará con estos dos grandes objetivos, que serán las herramientas de despliegue "inmediato" de la ley, y que se basará en la "confianza entre profesores y alumnos, escuela y familia, Administración y profesores, Gobierno y ciudadanía".

Concretó, que el decreto sobre autonomía será de amplio alcance, un "auténtico paraguas" en el que cada centro haga crecer sus potencialidades, y posteriormente rendir cuentas. La Conselleria deberá facilitar recursos, apoyo, asesoramiento y formación.

Para alcanzar la autonomía, Maragall instó a la comunidad educativa a reclamar a la Administración los instrumentos que detecten como necesarios en sus centros. "El gran reto en el horizonte del despliegue de la ley es el que hace referencia al acto más importante del servicio educativo: el profesorado", dijo.

El decreto sobre dirección de centros públicos dará seguridad al ejercicio de las competencias de este cargo y al equipo directivo: reforzará el liderazgo de cada centro de acuerdo con el proyecto adoptado y regulará la forma de rendir cuentas a la administración.

El refuerzo de la dirección de los centros debe ejercerse, según el conseller, huyendo de los tópicos autoritarios, y centrándose en el liderazgo y en la participación activa del claustro.

En este proceso de conversión de la escuela, Maragall pidió la implicación activa de las familias, sin las que el proceso educativo "queda cojo". Por ello, solicitó una participación "más grande y directa" de los padres y madres en la formación del alumnado. "Los estudiantes deben sentir el refuerzo y calor de la familia en todo el proceso", señaló.

"Debe llenarnos de orgullo la aprobación de la LEC", afirmó el conseller en la carta, y se comprometió a no iniciar un "alud" de decretos y normas. Explicó que el objetivo es que los centros puedan trabajar en un marco de normas "claras, de alcance general, y adecuadas para responder a la diversidad de situaciones".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies