El Ayuntamiento de Nigrán (Pontevedra) expresa su "repulsa" por la excarcelación de los expolicías

Publicado 28/11/2013 18:30:32CET

Manifiesta su apoyo a las familias y lamenta que estén "reviviendo los hechos"

VIGO, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

El gobierno municipal de Nigrán (Pontevedra) ha expresado su "repulsa" por la excarcelación de los dos expolicías que fueron condenados a 212 años de cárcel por el asesinato de un empresario de esta localidad, su mujer, la hija de ambos y una empleada de hogar, y que han salido en libertad en aplicación de la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que anula la retroactividad de la conocida como 'doctrina Parot'.

Así, el alcalde de Nigrán, Alberto Valverde (PP), ha dado lectura a una declaración institucional (que ha contado con el respaldo de PP, BNG, PSOE y UCN) al inicio del pleno de este jueves, en la que se recuerda que el crimen de Nigrán, ha sido "uno de los acontecimientos más terribles y macabros" ocurridos en este municipio del Val Miñor.

El Ayuntamiento nigranés ha recordado que esos acontecimientos causaron un "dolor" y una "falta irreparable" a dos familias de esta localidad y que, "lamentablemente", los hechos "se están reviviendo" con la puesta en libertad de los autores del crimen.

"Por ello, la corporación municipal de Nigrán quiere institucionalizar el apoyo a las familias", rezaba la declaración leída por Valverde, y continuaba diciendo que el ayuntamiento quiere "mostrar su apoyo a las reivindicaciones realizadas por las familias bajo el lema 'Derechos humanos también para las víctimas'". Asimismo, pone de manifiesto "la más enérgica repulsa a que los autores de inhumanos acontecimientos que han acabado con cuatro vidas, estén en estos momentos en libertad".

CUÁDRUPLE CRIMEN

El 30 de enero de 1994, los expolicías Manuel Lorenzo y Jesús Vela se presentaron en el domicilio de la familia Fernández Sanromán en Priegue (Nigrán), y amordazaron a David Fernández, a su mujer Pilar Sanromán, a los tres hijos de ambos (Marta, David y Pedro), y a la empleada de hogar, Ana Isabel Costas. Tras exigir un rescate, los expolicías "cometieron una matanza", asesinando a todos los rehenes, salvo David y Pedro, que lograron escapar.

Los asesinos fueron detenidos el 1 de febrero, y dos años después, fueron condenados a 212 años de cárcel por seis delitos de detención ilegal, tres de asesinato, uno de robo con homicidio, otros dos de homicidio en grado de tentativa, y uno de utilización ilegítima de vehículo a motor.

Sin embargo, la resolución del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, al anular la aplicación de la doctrina Parot con carácter retroactivo, supuso que la condena de Manuel Lorenzo quedase extinguida en junio de 2009, y la de Jesús Vela, en enero de 2008. Ambos abandonaron los centros penitenciarios donde estaban el pasado 14 de noviembre.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies