Benedicto XVI cree que "un mundo diferente es posible" y que "todos podemos intentar cambiarlo"

Actualizado 25/01/2006 18:08:12 CET

ROMA, 25 Ene. (de la corresponsal de EUROPA PRESS C. Giles) -

El Papa Benedicto XVI afirmó, durante la audiencia pública de hoy, realizada en el aula Pablo VI ante 8.000 personas y en el día en el que se publicó su primera encíclica, que "un mundo diferente es posible" y que "todos podemos intentar cambiarlo".

Comentando la segunda parte del salmo 143, 'Oración del Rey', el Santo Padre explicó que "este retrato de un mundo diverso es posible" y que "todos podemos llevar a cabo este proyecto de armonía y paz, poniendo fin a la acción destructora del odio, de la violencia y de la guerra".

"Se canta en este salmo la meta de la historia, cuando finalmente callará la voz del mal" y "se habla de los malvados, vistos como opresores del pueblo de Dios y de su fe. Pero a este aspecto negativo le sigue, con un espacio mucho mayor, la dimensión positiva, la del nuevo mundo gozoso que está a punto de afirmarse", continuó.

El Sumo Pontífice recordó que este miércoles concluye la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos y explicó que en estos días "se ha reflexionado sobre la necesidad de invocar constantemente al Señor por la plena unidad entre todos los discípulos de Cristo".

En este sentido, detalló que esta tarde abandonará el Vaticano para acudir a la Basílica de San Pablo extramuros en Roma, como cada 25 de enero hacían sus predecesores para participar a la ceremonia de clausura la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos.