Berzosa afirma que potenciará una Iglesia evangelizadora, de puertas abiertas, especialmente para jóvenes y los alejados

Actualizado 20/04/2009 21:44:49 CET

OVIEDO, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El obispo auxiliar de Oviedo, Raúl Berzosa, manifestó hoy que potenciará "una Iglesia evangelizadora, de puertas abiertas, especialmente para jóvenes y los alejados", además señaló que concluirá el trabajo de su predecesor, el arzobispo de Valencia, Carlos Osoro, "cerrando la segunda etapa del proceso sinodal".

Así lo manifestó hoy el arzobispo auxiliar y administrador diocesano de Oviedo mediante un comunicado al que tuvo acceso Europa Press. En esta misiva, Berzosa explicó que desarrollará una "iglesia de totalidad" en la que todos "somos corresponsables y en la que se potencien todas las vocaciones, con atención especial a los presbíteros, estrechos colaboradores del obispo.

El Obispo Auxiliar, que encomendó su nueva andadura, a la Santina de Covadonga y a San Melchor de Quirós, aseguró que servirá a la Iglesia local en comunión con la Iglesia Universal, y muy consciente de que son las diócesis y los intereses diocesanos, lo primero y lo más importante. "Debo velar, como subraya el Código Canónico, por las personas, los documentos y los bienes materiales", añadió.

El nuevo Administrador Diocesano manifestó que "esta Iglesia que peregrina en Asturias se sabe madre y servidora de todos los asturianos y les regala lo mejor que hay en ella: la presencia viva de Jesucristo, que hace posible la comunión, que nos empuja al anuncio de la Buena Noticia, a la celebración gozosa y al compromiso caritativo".

Berzosa señaló que durante las próximas semanas como Administrador Diocesano celebrará la Eucaristía en las comunidades contemplativas de la Diócesis.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies