Bruselas pide a plataformas como Facebook o Google que agilicen la retirada de contenidos terroristas

Publicado 08/01/2018 18:55:57CET

BRUSELAS, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha pedido este lunes a plataformas de Internet como Facebook o Google que intensifiquen sus esfuerzos para retirar contenidos ilegales -como propaganda terrorista y material xenófobo, racista o que incite al odio-, al mismo tiempo que ha señalado que podría proponer nuevas normas en este sentido si fuese necesario.

"La Comisión cuenta con que las plataformas 'online' incrementen y agilicen sus esfuerzos para abordar estas amenazas rápida y ampliamente, incluyendo una mayor cooperación con autoridades nacionales, mayor intercambio de conocimientos entre actores 'online' y mayores acciones contra la reaparición de material ilegal", ha señalado Bruselas en un comunicado.

"Continuaremos promocionando la cooperación con compañías de medios sociales para detectar y eliminar contenidos terroristas y otros ilegales de la red, y si es necesario propondremos legislación para complementar el marco legal actual", continúa el texto.

El documento está firmado por el vicepresidente del Ejecutivo comunitario responsable del Mercado Único Digital, Andrus Ansip, el comisario de Interior e Inmigración, Dimitris Avramopoulos, la comisaria de Indistrua y Mercado Interior, Elzbieta Bienkowska, la comisaria de Justicia, Vera Jourová, el comisario de Seguridad, Julian King, y la comisaria de Economía y Sociedad Digitales, Mariya Gabriel, de cara al encuentro que mantendrán este martes en Bruselas con representantes de plataformas digitales.

La Comisión Europea ha destacado que esta reunión será una "buena oportunidad" para mantener un intercambio "franco y abierto" sobre los progresos conseguidos en este campo desde que Bruselas publicase en septiembre del pasado año una serie de directrices sobre cómo identificar rápido y retirar de forma segura contenidos ilegales de la red en toda la UE.

En el comunicado publicado este lunes, los comisarios subrayan que la propaganda terrorista que incita al odio y la violencia que se vuelca en la red es "una amenaza grave" a la seguridad y los derechos fundamentales, así como que requiere una "respuesta colectiva" de todos los actores, incluida la industria de Internet.

Además, destacan que se han incrementado "significativamente" los recursos dedicados a eliminar estos contenidos en los últimos años, pero a pesar de ello sigue habiendo "cientos de miles" de piezas ilegales 'online'.

Cuando la Comisión Europea presentó en septiembre el documento de directrices también amenazó con sancionar a las plataformas que no adoptasen medidas para retirar contenidos ilegales y les dio de plazo hasta mayo de este año para decidir si introduce nuevas medidas legislativas.