Bruselas presentará hoy un informe preliminar sobre las pruebas de estrés a centrales nucleares europeas

Actualizado 24/11/2011 8:44:44 CET

BRUSELA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea presentará este jueves un informe preliminar con los primeros resultados de las pruebas de estrés que la Unión Europea acordó realizar a sus centrales nucleares, en respuesta a la preocupación tras la crisis sufrida en Japón por el terremoto y posterior tsunami que asoló el país asiático el pasado marzo.

Los reguladores atómicos nacionales acordaron una serie de criterios para poner a prueba la seguridad de las plantas ante distintos escenarios de crisis, desde catástrofes naturales como un terremoto hasta las consecuencias de un fallo humano, pero dejaron fuera riesgos como un ataque terrorista. Las plantas españoles ya han hecho públicos sus resultados provisionales y afirman haber superado con éxito las pruebas realizadas.

Mientras, varias asociaciones ecologistas han denunciado que los exámenes realizados no son suficientes y que no se ha puesto a prueba la resistencia de las centrales en caso de que se combinaran varios de los supuestos.

Por ejemplo, el responsable de política nuclear de Greenpeace en Europa, Jan Haverkamp, se ha quejado de las "grandes lagunas" de las pruebas realizadas y reclama someter a examen los planes de emergencia de las plantas. Greenpeace alerta de que en suelo europeo hay 19 centrales nucleares a menos de 30 kilómetros de distancia de localidades con al menos 100.000 habitantes y, sin embargo, los test de resistencia han "ignorado" las medidas previstas para evacuar estas zonas en caso de emergencia.

En cualquier caso, Bruselas recalca que la evaluación que presenta este jueves no es la definitiva y recuerda que es la primera vez que se realiza este tipo de actuaciones, por lo que habrá que supervisar la metodología. Los resultados definitivos del examen conjunto no estarán listos hasta junio de 2012, cuando se presentará ante los jefes de Estado y de Gobierno, ya que a UE ha previsto tres etapas en el proceso de control.

Así, después de las evaluaciones hechas por las empresas que operan las centrales, se deben cumplir los informes nacionales por las autoridades de seguridad y, finalmente, someter los resultados al examen de expertos de otros Estados miembros.

Los países tienen hasta el 31 de diciembre de este año para entregar a la Comisión Europea los informes finales sobre las pruebas realizadas a las centrales en su territorio, con el objetivo de que la tercera fase del proceso arranque en enero de 2012.

España cuenta con cumplir el plazo dado que el Consejo de Seguridad Nacional recibió a principios de mes los resultados preliminares de las pruebas realizadas por las empresas que explotan las centrales españolas, que superaron con éxito los test.

El parque nuclear español ha basado su reevaluación en los riesgos sísmicos; los riesgos de inundaciones relativos a la rotura de presas, grandes precipitaciones o avenidas de agua procedentes de los ríos o embalses cercanos a la instalación; en escenarios de pérdida de alimentación eléctrica y de pérdida de sumidero final de calor y en la gestión de accidentes severos.

El informe que prepara el Ejecutivo comunitario examinará las modalidades de las pruebas realizadas por los distintos países, porque es la primera vez que la Unión Europea realiza este tipo de pruebas.