Caamaño pregunta al PP si habría mirado para otro lado, dejando escapar a los dos piratas detenidos

 

Caamaño pregunta al PP si habría mirado para otro lado, dejando escapar a los dos piratas detenidos

Actualizado 25/11/2009 11:13:01 CET

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, afirmó, respecto al secuestro del atunero 'Alakrana', que el Gobierno "ha hecho en todo momento lo que tenía que hacer" y reprochó al PP que ponga en duda la "honorabilidad y la profesionalidad" de los magistrados de la Audiencia Nacional.

Caamaño respondió así durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, donde el diputado Vicente Ferrer le preguntó sobre el papel que había desempeñado el Ministerio de Justicia en el proceso abierto contra los dos piratas somalíes detenidos tras el secuestro del buque.

Se preguntó si el PP hubiera "mirado para otro" lado dejando huir a los dos piratas secuestradores o si quizá hubiera optado por no entregarles a la Justicia "cometiendo detención ilegal". "Sólo desde la mala fe es posible imaginar que un Gobierno pueda dar indicaciones a los jueces de este país. ¿Tan poca confianza tienen ustedes en el Poder Judicial?", se preguntó el titular de Justicia.

Durante su primer turno de palabra, Caamaño respondió que, al igual que todo el Gobierno, el Ministerio de Justicia había estado trabajando desde la responsabilidad, con la ley en la mano, para conseguir la liberación de los tripulantes. "Ha sido una gestión difícil, compleja, que afortunadamente ha finalizado con éxito", dijo.

Ferrer , por su parte, criticó que las palabras más utilizadas por el Gobierno durante la crisis del 'Alakrana' hayan sido coordinación y unanimidad, tras lo cual recordó las distintas actuaciones llevadas a cabo durante los más de 40 días en los que el buque estuvo secuestrado.

AUSENCIA EN EL GABINETE.

El diputado popular recordó que Justicia no estuvo presente en el gabinete de crisis y que la coordinadora del mismo, la vicepresidenta primera María Teresa Fernández de la Vega, "se fue a la Argentina". "Eso es sangre fría y temple", agregó.

Tras aludir al periplo por los juzgados de la Audiencia Nacional y de menores de uno de los piratas capturados, 'Abdu Willy', que definió como "una comedia de enredo", el diputado Ferrer se refirió al informe de la inteligencia militar que desaconsejaba el traslado de los piratas detenidos a España.

"Aquello fue el sálvese quien pueda, primero el presidente de la Audiencia Nacional responsabilizó al Gobierno, después la señora Chacón (ministra de Defensa) aseguró que quería que fueran trasladados a Kenia para que fueran juzgados allí, opinión a la que se sumó el señor Moratinos (ministro de Asuntos Exteriores) y confesó que la culpable era la señora De la Vega, quien no dudó en atribuirle a usted toda la responsabilidad", criticó.

"Todo ello bajo la mirada estupefacta del presidente del Gobierno, cuyo papel en este asunto es el del rey pasmado, dijo, tras lo cual sugirió desplegar "a los infantes de Marina desocupados" en las sedes ministeriales para "que les protegan a los unos de los otros".

Ante estas palabras, Caamaño defendió que las Fuerzas Armadas fueron al auxilio de un buque español y detuvieron a dos secuestradores, tras lo cual fueron puestos a disposición judicial "tal y como ordena la Constitución".

Insistió en que el Gobierno actuó para conseguir la liberación de los marineros "con absoluto respeto a las decisiones y actuaciones de los órganos judiciales".

"Les da igual que estén en juego razones de Estado y la vida de ciudadanos españoles", afirmó Caamaño, despertando las críticas desde las bancadas de la oposición. "Pueden pensar que esto les va a dar votos, pero no se los van a dar", concluyó el ministro.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies