Las cadenas autonómicas no rechazan "per se" eliminar la publicidad, pero no ven "posible" financiarse de otro modo

José Miguel Contreras, consejero delegado de laSexta
ANGEL MARTINEZ/LA SEXTA
Actualizado 07/02/2012 13:27:47 CET

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Federación de Organismos de Radio y Televisión Autonómicos (FORTA), Pablo Carrasco, ha señalado que la televisión pública sin anuncios es "un modelo que no parece malo per se", pero ha dudado que las autonómicas pudieran conseguir financiarse con fondos públicos o privados, como hace RTVE mediante la partida presupuestaria que recibe del Estado y las tasas que pagan las cadenas privadas y las empresas de telecomuniciones.

"Parece impensable otro modelo que proporcione ingresos por el valor de la publicidad, que significa el 25% de nuestra financiación. No veo posible que nos aporten esos fondos ni desde un ámbito público ni privado", señala Carrasco en una entrevista a la revista 'Periodistas', que edita la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) recogida por Europa Press.

En este sentido, señala que las televisiones públicas necesitan una "financiación estable y suficiente". "Si la fórmula alternativa la permite, bienvenida sea", asegura el presidente de la FORTA, aunque a continuación se muestra escéptico sobre la posibilidad de que las autonómicas reciban fondos de las administraciones o de las empresas privadas que les permitan prescindir de los anuncios. Además, apunta que "muchos anunciantes regionales se quedarían sin un soporte competitivo donde anunciarse".

En cuanto a los recortes, Carrasco reconoce que la caída de la publicidad, como consecuencia de la crisis económica, unida a la reducción de los presupuestos de las administraciones han provocado que las cadenas autonómicas tengan "dificultades" para financiar su actividad. "Nuestras dos fuentes de financiación se reducen, colocándonos en una posición difícil", subraya.

Ante esta reducción, el presidente de FORTA asegura que las autonómicas han disminuido sus gastos "de forma espectacular, bajando en todas las partidas", y rechaza que en el pasado se hayan derrochado fondos. "Hubo un tiempo de vacas gordas, pero no estoy de acuerdo en que se gastara espectacularmente", afirma Carrasco, quien ha cifrado el recorte de las públicas en torno a 30 millones de euros. "¿Eso significa que antes se tiraban? Evidentemente, no", subraya.

Al nuevo Gobierno y a "todos los que participan en el debate alrededor de las televisiones públicas", Carrasco les pide que "antes de hablar del coste, se reflexione sobre el servicio y el papel" que juegan las cadenas públicas en la sociedad. "Hay que centrar el debate en estos términos y no sólo en el titular de cuánto cuesta un operador público", insiste.

UTECA PROPONE OTRO MODELO

Por su parte, el presidente de la Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (UTECA), José Miguel Contreras, señala que el modelo de televisión actual "es imposible de sostener" y se muestra convencido de que la eliminación de la publicidad en las autonómicas "ayudaría" al sector en su conjunto. "Vemos una contradicción de partida: la convivencia de dos modelos de televisión pública con financiación diferente, la estatal sin publicidad y la autonómica con ella".

Por ello, Contreras opina que "en el futuro, lo lógico sería que las televisiones públicas vivieran de dinéro público y las privadas de capital privado", ya que la situación actual "distorsiona su funcionamiento". UTECA presentó recientemente un estudio en el que se proponía crear un único canal público con desconexiones locales, lo que podría solucionar "las dificultades económicas de las televisiones autonómicas de pequeño tamaño", según el presidente de UTECA.

En general, sobre el estado de la televisión en España, Contreras señala que "el momento, en cuanto a datos de inversión publicitaria, es terrorífico". Sin embargo, considera que "la supervivencia no está en entredicho" y se muestra convencido de que, si se realizan los cambios adecuados en el modelo, "la televisión irá bien". En este sentido, asegura que actualmente hay "muchísimos más canales de televisión y hay menos dinero para sostenerlos", lo que ha provocado una tormenta perfecta.

"¿Es posible administrar los recursos que tenemos intentando proteger el empleo en la industria nacional? Creo que sí. Si no puedes llenar todos los canales, reduce el número", concluye el presidente de UTECA, que afirma que el nuevo Gobierno "tiene una muy buena oportubnidad de enmendar los defectos acumulados".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies