Los "cambios sociales y educativos" aumentan la cifra de menores con problemas de conducta atendidos por la Generalidad

Carolina Martínez en la jornada sobre menores en la UA
GENERALITAT VALENCIANA
Actualizado 13/07/2012 21:44:01 CET

ALICANTE, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

La directora general del Menor de la Generalidad valenciana, Carolina Martínez, ha asegurado que los "cambios sociales y educativos" experimentados en los últimos tiempos han causado un "incremento de menores con conductas difíciles y a veces violentas", atendidos por el sistema de protección de menores de la Consejería de Justicia y Bienestar Social, según ha informado en un comunicado la Generalidad.

Martínez ha realizado estas declaraciones durante su intervención en los Cursos de Verano 2012 Rafael Altamira de la Universidad de Alicante (UA), donde ha impartido una conferencia sobre Intervención con los menores de 14 años, dentro del curso sobre Intervención multidisciplinar con menores.

La directora general del menor ha aseverado que el incremento de menores con problemas de conducta atendidos por el sistema de protección de menores se debe a "cambios sociales y educativos", derivados de "cambios en los modelos familiares, sobreprotección de hijos únicos, padres añosos, sociedad permisiva con la violencia o castigos arbitrarios".

Martínez ha explicado que estos menores tienen edades "a partir de 12 años, aunque la edad es cada vez menor", y ha destacado que "sin ser víctimas de situaciones de desamparo, ni proceder de familias desestructuradas, ni haber entrado en el sistema penal juvenil", presentan "graves inadaptaciones familiares y escolares", con conductas que conllevan "un elevado componente disocial".

"En la actualidad en el Sistema de Protección de Menores se han ordenado recursos especializados para la atención de estos menores", ha indicado Martínez, y al respecto ha citado la intervención de los Servicios Especializados de Atención a la Familia e Infancia (SEAFIs).

CENTROS DE ACOGIDA DE FORMACIÓN ESPECIAL

Entre dichos recursos, Martínez también se ha referido a los centros de acogida de formación especial, que son centros de la red residencial de protección de menores con un proyecto de intervención especializado, con programas de refuerzos y escuelas de padres.

Al respecto, Martínez ha defendido que "no se trata de órdenes judiciales de ingreso" en centros de reeducación, "sino de autorizaciones judiciales dictadas por los juzgados de primera instancia para justificar la posible contención a la que el menor puede estar sometido y salvaguardar, con ello, la actuación de los educadores", ha añadido.

Los tres centros de estas características de que dispone la Generalidad son 'Baix Maestrat' en Vinarós (Castellón) con 17 plazas, 'Campanar' en Valencia con 20 plazas y 'L'Omet' en Elche (Alicante) con 14 plazas.

La intervención de la Generalidad se produce cuando los equipos municipales de Servicios Sociales han agotado las medidas de apoyo familiar y se hace necesario la separación del menor de su familia, cuando se solicita su actuación por los propios responsables legales del menor, o a instancias de los juzgados o fiscalías de Menores.

En ese sentido, la Generalidad o bien asume la guarda del menor y los padres o responsables legales mantienen sus derechos y obligaciones, o se declara el desamparo y la Consejería asume la tutela del menor, lo que implica la suspensión de la patria potestad.

MENORES EXTRANJEROS

Carolina Martínez ha explicado que el perfil de los menores atendidos por la Generalidad en el sistema de protección "ha cambiado de manera importante en los últimos años", con la "aparición" del colectivo de menores con problemas de conducta y el colectivo de menores extranjeros.

En el caso de los menores extranjeros, este colectivo creció de forma "importante" desde el año 2005, y en 2008 registró "un pico muy alto" con un total de 1.749 menores atendidos ese año. No obstante, Martínez ha aclarado que este grupo ha descendido y son "cada vez más" los menores atendidos de segunda generación, hijos de inmigrantes.

La directora general del Menor ha indicado que "en su mayoría" son indocumentados y que se dispone en ese momento de 13 centros de acogida específicos, con un total de 144 plazas.

Además, ha explicado que la Comunidad Valenciana "dispone de un protocolo específico" para la atención a menores extranjeros, donde participan los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, la Delegación de Gobierno, las Fiscalías de Menores y las Consejera de Gobernación, Sanidad y Justicia y Bienestar Social.