El cardenal Blázquez dice que el cambio de sexo es "poco serio" y no se resuelve con "una operación quirúrgica"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

El cardenal Blázquez dice que el cambio de sexo es "poco serio" y no se resuelve con "una operación quirúrgica"

El cardenal Ricardo Blázquez en unas jornadas de reflexión sobre Anoris Laetitia
EUROPA PRESS
Publicado 24/10/2016 15:00:37CET

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El cardenal arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Ricardo Blázquez, ha advertido de que es "poco serio" separar "el género del sexo" y ha precisado que esta cuestión "no se puede resolver con una operación quirúrgica".

"Cuando se intenta separar el género del sexo me parece poco serio, porque la sexualidad no es solo genitalidad, también es una forma especial de sentir. Esta cuestión no se resuelve con una operación quirúrgica, es de otro orden", ha opinado Blázquez.

Así lo ha expresado este lunes 24 de octubre durante su intervención en las Jornadas de reflexión para el presbiterio madrileño organizadas por la Vicaría Episcopal para el Clero, que se celebran en el Seminario Conciliar de Madrid, y que abordan el tema 'La belleza del amor matrimonial en la exhortación Amoris laetitia'.

Una cuestión que se aborda en esta exhortación del Papa Francisco y que les "preocupa", según ha indicado Blázquez, es la que se refiere a las "tendencias homosexuales" y ha preguntado si "la humanidad se distribuye entre homosexuales y heterosexuales". "No, se distribuye sabiamente entre varones y mujeres", ha respondido, al tiempo que ha señalado que es importante recordarlo para "no ceder" a la "catequesis" que llega a la sociedad a través de algunos canales "a veces también de programas educativos".

Si bien, ha asegurado que, tal y como dice el Papa Francisco en el documento, hay que "acoger con respeto" a las personas homosexuales "evitando toda discriminación injusta". "A veces, en nuestros pueblos cuántos motes hemos puesto a estas personas, cuando ya llevan una buena cruz el que lo lleva y su familia", ha añadido.

Además, ha criticado la revolución biotecnológica en el ámbito de la reproducción humana y ha exclamado que "una persona no es producto de laboratorio". "¿Entonces los hijos ya se van a fabricar en un laboratorio? No", ha contestado.

También ha denunciado que hay "lobbies" que "reivindican una libertad absolutamente" y después son "absolutamente cerrados a la libertad de otros" y ha advertido de la existencia de "centros de gestación de legislación para todos los países, que a veces lo ponen como condición para recibir subvenciones".

DIVORCIO EXPRÉS

Por otro lado, ha alertado del "auténtico desplome" de los matrimonios canónicos y del incremento de divorcios y ha criticado que la legislación española los "facilita" al permitir alcanzar el divorcio "exprés".

"Son tantas rupturas. Además la legislación parece estar facilitándolas. El divorcio se puede alcanzar civilmente, es más fácil que un contrato de arrendamiento, lo cual no es bueno, no sirve ni a la sociedad ni a la persona" ha asegurado Blázquez.

También ha mostrado su preocupación por el aumento del número de parejas jóvenes que conviven antes de casarse o incluso "sin planteárselo", como su propio sobrino, según ha indicado. "Recuerdo cuando fui a Alemania y me decían 'este está conviviendo' o 'el otro se ha separado'. Tenía la secreta esperanza de que esto no nos llegaría a nosotros", ha señalado.

LENTA RECEPCIÓN DEL TEXTO

Sobre la recepción de la exhortación del Papa sobre la familia en la Iglesia española, Blázquez ha reconocido que ha habido "dificultades y lentitud" así como "una especie de reserva que se va superando" aunque no "desobediencia". Según ha precisado, las dificultades han sido las propias que llegan con una nueva praxis, al igual que a los jueces "también les causarían sorpresa algunas cosas" del Motu Proprio sobre las nulidades matrimoniales.

Blázquez considera que con 'Amoris Laetitia', el Papa Francisco les ha matriculado a todos en una nueva asignatura, la del discernimiento que, según ha admitido, no es "tan cómodo" como decir 'esto es lo que dicen las normas de la Iglesia' sino que exige del sacerdote o del obispo estudiar con "sumo cuidado" cada situación personal. En todo caso, ha advertido de que el obispo debe ser responsable de que este discernimiento tampoco decaiga en "arbitrio personal ni sentimentalismos".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies