El cardenal Cláudio Hummes, sobre el cambio climático y la pobreza: "La humanidad sabe que no es una farsa"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

El cardenal Cláudio Hummes, sobre el cambio climático y la pobreza: "La humanidad sabe que no es una farsa"

Publicado 24/11/2016 19:16:57CET

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El cardenal y arzobispo emérito de Sao Paulo (Brasil) Cláudio Hummes se ha mostrado convencido de que la humanidad sabe que el cambio climático "no es una farsa" y no una invención como afirmó Donald Trump durante la campaña electoral, y ha subrayado que espera que el nuevo presidente de EEUU vaya suavizando su postura con pasos como el de este jueves 24 de noviembre, cuando ha admitido una parcial relación entre la actividad humana y el cambio climático.

"Su mandato es temporal, de cuatro años, y el proceso de revertir la cuestión grave del clima es un proceso que demanda mucho más tiempo. Podrá ser un elemento negativo pero no será determinante al final, porque la humanidad es mucho más consciente, sabe que no es un farsa, que es un problema gravísimo, urgente", ha subrayado Hummes en una entrevista concedida a Europa Press. Si bien, ante sus declaraciones de este jueves, el cardenal espera que vaya dando pasos en este sentido "poco a poco".

En cualquier caso, ha recordado que cuando escucharon lo que decía Trump sobre el cambio climático en la campaña política, se quedaron "muy preocupados". "Esperamos que una vez en el poder no sea tan radical", subraya, al tiempo que recuerda que "también es verdad que él no tiene plenos poderes, porque es un país que tiene un Parlamento y el pueblo".

Hummes fue el primer cardenal que abrazó al Papa Francisco al obtener la mayoría de votos en el Cónclave y en ese momento le hizo una petición, tal y como después reveló el propio Bergoglio: 'No te olvides de los pobres'. Además, Francisco contó que había elegido su nombre movido por el mensaje de su amigo.

Desde entonces, los gestos, iniciativas y documentos del Papa siempre tienen presentes a los más necesitados. En concreto, en la encíclica 'Laudato Si', Francisco alerta de que "el grito del planeta es el mismo grito que el de los pobres".

Precisamente, este es el mensaje que Hummes quiere transmitir este jueves durante su intervención en un acto organizado en el marco de la iniciativa eclesial 'Enlázate por la Justicia', dentro de la campaña 'Si cuidas el planeta, combates la pobreza'.

"Es muy interesante que esta campaña tenga esta temática porque son los pobres los que primero pagan la cuenta de toda esa problemática ecológica y climática; tendrán cada vez menos acceso al agua potable, a la tierra, al trabajo. Y también las generaciones futuras, que heredarán tal vez un planeta degradado, desolado y poco a poco inviable para la vida y eso sería muy grave", ha advertido.

EL EXTRACTIVISMO EN LA AMAZONÍA

Los efectos de la mano del hombre se observan con claridad en zonas del planeta como la Amazonía, según explica Hummes, que también es presidente de la Red Eclesial Panamazónica (REPAM). Allí, "millones" de personas se han visto perjudicadas por los grandes proyectos de desarrollo de los gobiernos que han devastado la selva, la biodiversidad y el agua.

"Nosotros miramos en primer lugar a la gente, queremos luchar pos sus derechos y por un futuro sostenible. Y por la cuestión planetaria porque la deforestación es el inicio de un gran proceso de degradación. En Amazonía, la selva es la que da vida a las aguas y viceversa y ellas dos juntas, a la biodiversidad", explica. También apunta que otro reto de la Iglesia allí es llevar a esta gente un Evangelio inculturado en su historia.

Entre los más afectados, el cardenal cita a aquellos que viven dentro de la selva, junto a los ríos --los ribereños--, pero también muchos que migran a las ciudades y acaban viviendo en las periferias pobres, hasta el punto de que en la actualidad se encuentran el fenómeno de los "indígenas urbanos".

En todo caso, Hummes puntualiza que el gran desafío climático afecta a todo el mundo y considera que todos pueden hacer algo, no solo los poderes públicos o las grandes empresas, sino también los individuos, familias, parroquias o escuelas, para combatir el cambio climático. Así, ha puesto como ejemplo gestos como no desperdiciar agua ni la energía o tener en cuenta el impacto de los combustibles fósiles.

LOS 'DIEZ MANDAMIENTOS' PARA CUIDAR EL PLANETA

La campaña 'Si cuidas el planeta, combates la pobreza' fue puesta en marcha el pasado mes de junio de 2016 por las organizaciones de la Iglesia Cáritas, la Conferencia Española de Religiosos (CONFER), Justicia y Paz, Manos Unidas y REDES, que integran la iniciativa 'Enlázate por la Justicia'. Las organizaciones lanzaron entonces un decálogo para el cuidado del planeta que ha sido repartido en al menos 800 colegios de España.

Como si se tratasen de los diez mandamientos del cuidado de la Creación, el documento enumera estos principios: Apoyarás la causa de los pobres; redescubrirás el valor de la simplicidad; valorarás la importancia de tus comportamientos cotidianos; apreciarás la diversidad de nuestro mundo; animarás una conversión personal, eclesial y comunitaria; impulsarás las decisiones necesarias, aunque sean costosas; no supeditarás tu acción a los intereses económicos; bucearás en tu propia tradición espiritual; asumirás los consensos científicos, y superarás el paradigma tecnocrático.

El coordinador de REDES, Javier Sánchez, ha explicado que además de una incidencia educativa, la campaña busca una incidencia política. En concreto, con el nuevo Gobierno ya formado, quieren movilizarlo para que trabaje por los objetivos de desarrollo sostenible y para revertir los efectos del cambio climático, dando cauce de participación a las regiones y a la sociedad civil.

En esta línea, ha anunciado que están organizando la celebración de un acto en el Parlamento español el próximo mes de febrero de 2017 para sentar en una misma mesa al Gobierno, a parlamentarios de todos los partidos políticos y miembros de las organizaciones de esta campaña y debatir sobre "por dónde caminar juntos para que la agenda de los objetivos de desarrollo sostenible sea una realidad en España".

Junto a la agenda 2030, otros dos ejes importantes de esta iniciativa eclesial son la reducción del desperdicio de alimentos y el eje empresas-derechos humanos, para que las primeras sean conscientes de las consecuencias del extractivismo. Asimismo, consideran importante la transformación de la Iglesia para que no permanezca indiferente frente a la degradación del planeta, porque aprecian que existe entre la comunidad católica en España "una cierta sensación de que esto no es tan grave".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies