Carlos Osoro: "No me gustaría hacer apostolado desde el salón"

Carlos Osoro
UCV
Actualizado 05/07/2015 6:43:45 CET

MADRID, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El futuro arzobispo de Madrid, monseñor Carlos Osoro, ha asegurado que no quiere hacer "apostolado desde el salón" sino estar cerca de los problemas de la gente, de "tantos jóvenes sin trabajo" y de "tantas familias y niños" que atraviesan dificultades.

"No me gustaría ser un hombre que quiere hacer apostolado desde el salón y entiendo que eso se hace cuando teorizamos sobre muchas cosas. Quisiera que la medida de mi amor y del amor del Señor fuese el amor sin medida, esa capacidad de no buscar qué dar sino de buscar darme a mí mismo", ha indicado en una entrevista concedida a Europa Press.

Según ha precisado, en estos momentos hay "mucha gente que está sufriendo, viviendo necesidades importantes, que no tiene trabajo, no tiene unos horizontes, ni siquiera los elementos esenciales para vivir la dignidad que todo ser humano tiene".

Para estar cerca de estas personas, Osoro seguirá los pasos del Papa Francisco --"que está diciendo lo que quiere de los obispos con su propia vida"-- e intentará hacer como Jesús, que vino "no para ser servido sino para servir y dar la vida por todos". "Me falta mucho, pero eso es lo que quisiera dar", ha precisado.

El futuro arzobispo de Madrid, que tomará posesión de su nuevo cargo el próximo 25 de octubre, quiere ofrecer "la cercanía" de Dios también a aquellos que "no están tan cerca" de la Iglesia para "hacerles ver que la Iglesia es una prolongación seria y viva de ese amor del Señor a todos los hombres".

Además, va a animar a los madrileños a no quedarse en el "salón", a salir a "ayudar" y a quitarse el "corazón de piedra". Además, está convencido de que es enviado a Madrid para "hacer posible esa gran familia que es la Iglesia".

En cuanto a su perfil, indica que va a ser como ha sido en Valencia porque las cosas con las que ha nacido y vivido van con él "siempre". Por el momento, lo que está pidiendo a Dios es "sabiduría" para "ser el arzobispo que necesitan los madrileños".

Preguntado por si le preocupan la crisis, la corrupción o la unidad de España, Osoro ha indicado que "naturalmente" esas cosas le "preocupan, como a cualquier ser humano que tenga conciencia sobre lo que acontece en el mundo".

También ha dicho que debe preocuparles el laicismo, aunque ha recordado que, según una encuesta reciente, "un alto porcentaje de jóvenes muy desanimados con la situación que se vive elegían como sus personajes más admirados a la madre Teresa de Calcuta o al Papa Francisco".

En cualquier caso, ha insistido en que uno de los problemas que más le preocupan es la situación de "tantos jóvenes y familias sin trabajo". Además, ha alertado de las "esclavitudes" que hay en Occidente y ha precisado que "la peor de todas" es "que no hay un dibujo real de lo que es el ser humano" lo que provoca que unos se "utilicen" a otros.

Ante esta realidad, Osoro se propone recuperar ese dibujo de un hombre caracterizado por "la responsabilidad" y "la tolerancia", un valor que, según ha explicado, "hace posible que crezca el ser humano en la libertad".

"No soy un político, ni un profesor de Universidad, soy un obispo y quiero devolver ese dibujo, y el gran dibujo del hombre nos lo describe Jesucristo. Un hombre que fomenta el trabajo, la responsabilidad, la austeridad, la solidaridad, la tolerancia, la visión del hombre en su totalidad, que tiene que exigir derechos pero cumplir deberes, que ve de frente los problemas", ha remarcado.