La central nuclear de Vandellós II parará durante un mes por tareas de mantenimiento

Actualizado 27/08/2006 20:39:01 CET

MADRID, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

La central nuclear de Vandellós II (Tarragona) realizará a partir de mañana y hasta el próximo 26 de septiembre una parada programada para tareas de mantenimiento. Esta es la quinta parada del reactor en lo que va de año, según datos del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). Esta planta ocupó la actualidad de los medios de comunicación hace pocas semanas, después de que el Ministerio de Industria le impusiera una sanción histórica tras un incidente con el sistema de refrigeración, y que le supuso una multa de 1,6 millones de euros.

Se prevé que estos trabajos específicos duren unos 19 días y que el resto del tiempo se emplee en tareas de instalación y desinstalación y de movimiento de combustible. La central participada por Endesa e Iberdrola, anunció ya en abril que aprovecharía la parada programada para la recarga de combustible de este agosto para inspeccionar los tubos de los generadores de vapor y sustituir las 104 tuercas (conocidas con 'spit-pins') de los tubos de guía de las barras de control al redactor.

Precisamente fue una de estas tuercas, la que al romperse y quedar suelta provocó una parada automática en el reactor el pasado mes de marzo. La planta se conectó de nuevo a la red en cinco días, pero el incidente hizo aconsejable adelantar el recambio de otras 104 piezas, previsto para el 2008, por otras de material más resistente a las condiciones de trabajo.

CUATRO PARADAS, UN INCENDIO Y UNA SANCIÓN

El incidente que tuvo lugar el pasado mes de marzo se suma al del 15 de febrero, cuando un fallo en el circuito de control hidráulico de la turbina provocó una parada automática. Pero esta no ha sido la única, otras dos paradas tuvieron lugar, una en junio, por un fallo de instrumentación de medición de temperatura del circuito primario y otra hace unas semanas, cuando se soltó un cable de conexión de la corona superior del aislado. Además un incendio forestal en sus inmediaciones obligó a activar el Plan de Emergencia Nuclear de Tarragona en situación 0 el pasado abril.

Pero el nombre de esta central ya saltó a la palestra a principios de agosto, cuando el Ministerio de Industria impuso una multa histórica a la planta, la mayor impuesta nunca a una central nuclear. La sanción ascendió a 1,6 millones de euros por la acumulación de tres delitos, que tuvieron lugar en 2004. El primero de ellos, de 525.000 euros, sancionaba el incumplimiento de los términos y condiciones de la autorización o documentos oficiales de explotación, la segunda multa, de idéntica cuantía, vino impuesta por omisión a las medidas correctoras necesarias para el cumplimiento de los términos legales, y por último, por incumplimientos temporales en los términos y ocultación de datos al CSN, los propietarios de la planta de Vandellós II tuvieron que pagar 550.000 euros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies