Entre un 5% y un 7% de los conductores barceloneses salen antes a la carretera para evitar las congestiones

Actualizado 22/10/2007 14:13:14 CET

BARCELONA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El jefe de gestión del tráfico del Servei Català de Trànsit (SCT), Lluís Serrano, explicó hoy que, en la franja horaria de las 6 a las 8 horas, entre un 5% y un 7% de los conductores barceloneses salieron antes a la carretera para evitar las congestiones, tal y como había recomendado el SCT, lo que permitió una circulación "más escalonada".

Serrano dijo, en declaraciones a Europa Press, que el incremento lo calculan en relación a las mismas cifras del lunes pasado. En el día de hoy, en el que la circulación en el área metropolitana de Barcelona se preveía muy complicada por el corte del servicio ferroviario en el tramo entre las estaciones de Sants y Bellvitge, han habido "más problemas de retenciones que los habituales".

También comentó que estos problemas en las carreteras de acceso a Barcelona desde la comarca del Baix Llobregat "se adelantaron unos 30 minutos" respecto a lo habitual. En la C-31 fue donde se registraron más complicaciones, acumulando retenciones de hasta nueve kilómetros, en comparación con los seis kilómetros de cola habituales. También hubo congestión en la B-210 y la B-204, vías secundarias por donde circularon los autobuses que realizaban el trayecto entre el Baix Llobregat y Barcelona.

No obstante, Navarro explicó que la circulación se normalizó "bastante rápido" respecto a lo que se preveía. A las 9.15 horas se normalizó el tráfico en la C-31, cuando normalmente lo hace a las 8.45 horas. Por su parte, la C-32, en la que también hubo complicaciones, se normalizó unos 15 minutos después de lo habitual.

DISPOSITIVO ADICIONAL.

Respecto al dispositivo adicional previsto por el SCT para prevenir las congestiones en las vías por las que iban a circular los autobuses del servicio sustitutivo, se ha basado en un incremento del número de patrullas de Mossos d'Esquadra en la zona "por si había algún accidente" poder retirar los vehículos lo antes posible.

También han incrementado su presencia en la rotonda que conecta la B-204 con la C-31, dando preferencia a la conexión Barcelona-Gavà. Del mismo modo, los turismos y autobuses han podido circular en un tramo de unos 200 metros por el arcén. Dichas medidas "no han sido del todo malas", y han mejorado la movilidad, aunque el SCT estudiará a lo largo del día si implementar "alguna medida extra".

"La prueba de hoy era muy importante", según Serrano, porque "el escenario en los próximos días será muy similar", y permite analizar la situación del tráfico en el acceso a la ciudad desde el Baix Llobregat. Los problemas en los siguientes días "no cambiarán demasiado", agregó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies