Chacón justifica la no detención de los piratas porque no se podía "tirar a matar" ni perseguirlos en tierra

Actualizado 25/11/2009 11:46:44 CET

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Defensa, Carme Chacón, aseguró que los militares españoles "hicieron lo máximo dentro de la ley" para tratar de efectuar detenciones de piratas tras la liberación del pesquero Alakrana. Además, añadió el ejército español no está autorizado para intervenir en tierra, ni tampoco a tirar a matar, al tiempo que recordó que la distancia hasta la playa, "donde les esperaba mucha gente y se podían haber causado daños colaterales", era de sólo 1,7 millas "y por eso no dio tiempo, aunque se intentó".

Chacón respondió así a una pregunta parlamentaria del diputado del PP Arsenio Fernández de Mesa, quien pidió explicaciones por que no se capturara a ningún pirata tras dicha liberación. "Si me pide que empuje a los militares a cometer actos ilegales para que después tengan que responder ante los tribunales, para eso no cuente conmigo, para eso tendrá que volver a buscar entre sus escaños", argumentó la ministra.

Fernández de Mesa preguntó a Chacón cómo es posible se escaparan los secuestradores en un esquife y recalcó que "no es de recibo que se responsabilice a los militares". De esta manera, le pidió que explicara con qué reglas de enfrentamiento han contado los militares en el Índico -"probablemente la orden de que hagan una tortilla sin romper un huevo", apostilló-, y cuánto tardó la cadena de mando en dar respuesta al jefe del operativo para que pudiera iniciar la operación.

A este respecto, la ministra recordó las palabras del JEMAD en rueda de prensa la semana pasada y que "dos minutos" después del desembarco del último pirata un helicóptero estaba ya tras los esquifes. "El helicóptero abrió fuego por la proa y luego al motor tratando de inutilizarlo, pero debido a la corta distancia hasta la playa los ocupantes escapan y se confunden con resto de la gente que allí estaba", explicó.

Ante esta respuesta, el diputado popular criticó que el JEMAD dijera que el responsable de que escaparan los piratas era quien disparó desde el helicóptero, al tiempo que lamentó que no haya "reglas de enfrentamiento claras" y se tardara demasiado tiempo en poner en marcha el operativo.

MARINEROS DESEMBARCADOS

Por otro lado, el diputado del PP Joaquín García Díez preguntó a la ministra a qué se refería cuando declaró que sabía exactamente donde estaban los marineros trasladados a tierra. Chacón respondió que realizó esta afirmación "por los datos de los que disponía" el Gobierno.

En esta línea, recordó que la mañana del 5 de noviembre los marineros alertaron de esta posible bajada a tierra, mientras que el patrón del Alakrana aseguró que había visto el desembarco. Añadió que la inteligencia española en la zona y la de los aliados informaron de que tres tripulantes habían sido desembarcados y de movimientos entre tierra y barco con esquifes, y que esos movimientos "siempre eran a un mismo punto en la costa".

"Teníamos información de nuestra inteligencia en la zona, datos de otros distintos que colaboraban y la experiencia del barco alemán Hansa Stavanger, del que se habían llegado a bajar hasta una decena como medida de presión. Luego recibimos nueva información de que habían sido devueltos al barco, y nos lo confirmó el primer ministro somalí. Entonces el patrón del barco nos pidió que dejáramos de hablar de eso para evitar represalias sobre la tripulación", explicó.

Según Chacón, el Gobierno dispuso de información "en todo momento, pero la supeditó a la protección de la vida de los rehenes por responsabilidad". Añadió que el Ejecutivo se condujo "en todo momento con veracidad y responsabilidad", y puntualizó que le hubiera gustado que "todos los aquí presentes pudieran decir lo mismo".

Sin embargo, ante estas explicaciones, García Díez replicó que ese desembarco "fue un engaño" y que "lo vergonzoso e inadmisible políticamente fue encima el intento del Gobierno de vender aquel regreso al barco como un éxito de la política diplomática y la presión internacional".

CHACÓN NIEGA QUE SE TIMARA AL CNI

"Hoy sabemos que tal éxito del Gobierno fue un timo. El Gobierno no debe volver a engañar y debe aprender del ejemplo de unas mujeres, las de los marineros, que con su actitud ejemplar lucharon para recuperar a sus maridos y despertaron al Gobierno de su inacción. Ha llegado el tiempo de exigir responsabilidades, y desde el PP así lo hacemos y tiene usted ahora la oportunidad de acatarlas", indicó.

Cuando el diputado del PP habló de timo se refería a las informaciones que apuntan a que tres agentes del CNI entregaron un millón de dólares a un falso alto cargo del Ministerio de Defensa de Somalia, con la intención de comprar la libertad de los tres tripulantes del 'Alakrana' que supuestamente habían sido trasladados a tierra por los piratas, algo ya desmentido por la Inteligencia.

A este respecto, Chacón subrayó que el CNI "ha desmentido ya esa información", y le dijo al diputado que "si tenía todas sus esperanzas en esa noticia para esta pregunta, pues va a ser que no". En una tercera pregunta consecutiva sobre el Alakrana a la ministra, la diputada del PP Beatriz Rodríguez Salmones aprovechó para contestar a Chacón y decirla que "chulerías las menos".

PP: "CHULERÍAS LAS MENOS"

En esta tercera pregunta el PP quiso saber si el Gobierno facilitó información veraz y constatada a los ciudadanos durante el secuestro, algo a lo que Chacón respondió que sí. Pero la diputada popular, molesta con el tono de la respuesta, reprochó a la ministra una "obsesión con su propia imagen que le hace confundir el tono solemne, el gesto compungido y la frase ampulosa con la responsabilidad".

"Responsabilidad es haber tenido un solo y claro objetivo y una brújula, y no cuatro brújulas desnortadas que se han tirado ustedes a la cabeza. Responsabilidad es no haber usado al modélico ejército español de parapeto. Lo usa usted de parapeto o plataforma y hace un daño que éste no se merece", expuso Rodríguez Salmones.

Chacón replicó con una serie de acusaciones a la responsabilidad del PP y preguntó si es responsable que ya el primer día del secuestro criticaran al Gobierno la propia Rodríguez Salmones y el diputado Fernández de Mesa, así como que luego Rajoy afirmara que estas cosas "sólo le pasaban a España, cuando este año van hasta 17 barcos europeos y más de 60 de todo el mundo".

"Luego un portavoz de su grupo afirmó que el Gobierno no se tomaba en serio el secuestro y que nos dedicábamos a jugar con la edad de los detenidos. Rajoy llegó a decir que era una vergüenza para el Gobierno que un barco español fuera secuestrado mes y medio y sólo se había detenido a dos piratas, cuando uno alemán -Hansa Stavanger-, secuestrado por el mismo clan y en el mismo lugar estuvo 4 meses y no detuvo a nadie, aunque me consta que Alemania hizo todo lo que pudo", destacó.

La ministra criticó que Rajoy hable como "si tuviera la fórmula mágica para acabar con la piratería allí y resolver ipso facto cualquier secuestro". "No les puedo pedir, porque ya les conozco, que nos den esa fórmula mágica, pero sí que tengan el detalle de dársela al primer ministro de Reino Unido, Grecia, Malta, Taiwan, China, Panamá, Singapur, Tailandia, Islas Marshall, Antigua, Yemen, Corea... porque hay ahora mismo hasta 13 barcos secuestrados, más de 200 tripulantes y que acumulan 800 días retenidos", planteó.

Finalmente, apuntó que para esto no hay que "leerse densos informes", algo que ella sabe "que no se le puede pedir a Rajoy", pero sí al menos que pase por el Congreso, "se lea el diario de sesiones y de vez en cuando algún periódico". A su juicio, "no es serio tratar así un tema tan grave como el de la piratería en el Índico, con chascarrillos de pasillos y pidiendo responsabilidad a diestra y siniestra", ya que "eso no es responsable de un líder de la oposición".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies