Claudio Hummes, experto en ecumenismo y una voz a favor de las víctimas de abusos

Actualizado 01/03/2013 15:08:01 CET

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El cardenal Cláudio Hummes, de 78 años de edad, es el arzobispo emérito de Sao Paulo (Brasil). Ordenado franciscano a los 24 años y con un doctorado en filosofía por el Antonianum en Roma, se ha especializado en el ecumenismo en el Instituto Ecuménico de Bossey, en Ginebra (Suiza).

Hummes ha enseñado filosofía en el seminario franciscano de Garibaldi, en el seminario mayor de Viamao y en la Universidad Católica Pontificia de Porto Alegre. Además, fue asesor de asuntos ecuménicos para la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil, provincial de Rio Grande do Sul (1972-1975) y presidente de la Unión de las Conferencias Iberoamericanas de franciscanos.

El 22 de marzo de 1975 fue nombrado obispo titular de Carcabia y obispo de Santo André y recibió la ordenación episcopal el 25 de mayo. Posteriormente, se convirtió en Obispo Diocesano de la sede el 29 de diciembre. El 29 de mayo de 1996 fue promovido a arzobispo de Fortaleza y se trasladó a Sao Paulo el 15 de abril de 1998.

Durante su estancia en Fortaleza, fue el responsable de la familia y la cultura en la Conferencia de los Obispos de Brasil en Brasilia., convirtiéndose en uno de los 'arquitectos' de la segunda Reunión Mundial de las Familias con el Papa, que tuvo lugar en Río de Janeiro en 1997.

Hummes fue nombrado prefecto de la Congregación para el Clero el 31 de octubre de 2006 y, cuatro años más tarde, prefecto emérito de la Congregación para el Clero. Anteriormente, fue creado y proclamado cardenal por Juan Pablo II en el consistorio del 21 de febrero de 2001, con el título de San Antonio de Padua en Via Merulana.

El cardenal brasileño ha sido una voz crítica contra los abusos en la Iglesia, sumándose así a las voces que lideraba Benedicto XVI. Así, durante su discurso para la conclusión del Año Sacerdotal en abril de 2010, ya aludió al trato que recibían estas víctimas. "Estamos del lado de las víctimas y queremos apoyarles en la recuperación y en sus derechos obtenidos", explicó.

En aquella ocasión, el cardenal reconoció que algunos presbíteros, aunque "proporcionalmente muy pocos", habían cometido "horribles y gravísismos" delitos de abusos sexuales con menores y esos actos debían ser "rechazados y condenados".

Hummes es miembro de varios organismos de la Curia Romana como la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos; Congregación para los Obispos; Congregación para Educación Católica; el Pontificio Consejo para la Familia; el Pontificio Consejo para los Laicos; el Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso; Pontificio Consejo 'Cor Unum' y la Pontificia Comisión para América Latina (CAL).

POSIBILIDADES "LIMITADAS"

El cardenal ha destacado por ser un impulsor de la pastoral de las vocaciones, la formación sacerdotal y la evangelización de las ciudades en las que ha estado. Además, entiende que la comunicación de masas tiene un papel importante, porque la Iglesia habla con la ciudad, con lo que los católicos y llevar el Evangelio a las familias

Una de las claves de su personalidad es "el amor a la Iglesia", según ha explicado a Europa Press el Obispo Auxiliar de Río de Janeiro, Antonio Augusto. Sin embargo, a pesar de resaltar su experiencia de Curia Romana, para este obispo las posibilidades de Hummes de ser elegido Papa son "más limitadas" debido a su edad, 78 años.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies