La CNMC insiste en la necesidad de revisar la financiación de RTVE para "garantizar la estabilidad presupuestaria"

Estudios de Prado del Rey de RTVE
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 04/04/2018 13:43:30CET

La Corporación ha cumplido con las obligaciones de servicio público a lo largo de los años 2015 y 2016

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) insiste en la necesidad de revisar el sistema de financiación de la Corporación de Radiotelevisión Española (CRTVE), al considerar que el vigente "no proporciona a la CRTVE una estabilidad financiera adecuada para la prestación del
servicio público".

Así consta en su segundo informe sobre el grado de cumplimiento de las obligaciones de servicio público de la Corporación de Radiotelevisión Española (CRTVE) correspondiente a los ejercicios 2015 y 2016, publicado este miércoles 4 de abril.

"Al igual que sucedía en 2014, la CRTVE se ha visto sometida a una inseguridad económica que no le ha permitido disponer de una previsión certera y a largo plazo de sus ingresos. Dicha inestabilidad tiene su origen, principalmente, en la 'aportación' que deben sufragar los operadores de telecomunicaciones y los prestadores de servicios de comunicación audiovisual dado que en cada ejercicio se recauda una cantidad distinta y no segura", apunta la Comisión en el informe bianual.

En este sentido, el estudio del organismo estatal, recogido por Europa Press, destaca que, "teniendo en cuenta que la CRTVE debe hacer inversiones plurianuales, sería deseable que pudiese contar con una seguridad financiera en un corto-medio plazo".

"La disponibilidad del Estado, vía Presupuestos Generales, para ir modificando la cuantía de la compensación de servicio público no favorece la estabilidad financiera de la CRTVE, dado que ejercicio a ejercicio se enfrenta a una expectativa de crédito inestable", indica.

Asimismo, la Comisión entiende que la Corporación pública "debe continuar con este esfuerzo" en la venta de sus contenidos y canales en los próximos ejercicios, especialmente, "para que éstos supongan una fuente de financiación relevante".

Según consta en el informe, en el ejercicio 2015, RTVE recibió más ingresos procedentes del ámbito de la comunicación comercial (publicidad de eventos deportivos y patrocinios culturales) que por la comercialización de sus contenidos (programas y canales), una tendencia que cambió en el ejercicio 2016, cuando los ingresos procedentes de las ventas de contenidos fueron superiores a los ingresos por comunicaciones comerciales.

El informe destaca que en el año 2016 la Corporación alcanzó, por primera vez desde la instauración de su modelo de financiación actual en 2009, un resultado positivo en sus cuentas fruto, principalmente, del aumento en la partida que tiene asignada a través de los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

OBLIGACIÓN DE PLURALISMO INFORMATIVO

Por otro lado, la CNMC ha realizado un análisis cuantitativo para evaluar la obligación de pluralismo informativo. Así, durante 2015 los informativos de TVE otorgaron a las formaciones políticas más de 55 horas de tiempo de palabra, de las cuales casi el 37% correspondieron al Gobierno, el 20% al partido político en el Gobierno, y el 43% restante se asignó a la oposición. En el ejercicio 2016 la representación del partido en el Gobierno y del propio Gobierno se redujo de un 57% que obtuvo en el año 2015 al 40% en el año 2016.

De este modo, la Comisión considera que garantizar la pluralidad, veracidad, objetividad e imparcialidad de la información debe seguir siendo uno de los objetivos prioritarios de RTVE, "evitando cualquier tipo de injerencia que pueda percibirse como una falta de independencia" del medio público.

Respecto a la programación, el género informativo en radio y televisión supuso un 25% del total de las emisiones. Además, el canal infantil Clan ofreció una programación "variada y diversificada por rangos de edad" (entre 0 y 16 años) que consiguió alcanzar el "liderazgo de audiencia", y ello pese a ser la cadena a la que se dedicó un menor esfuerzo económico --sus costes de emisión no superaron el 2% del coste total de la TVE--.

MÁS CULTURA Y PROGRAMAS DE CALIDAD

No obstante, el análisis realizado por la CNMC apunta que "es necesario un mayor compromiso con la cultura" por parte de la RTVE, así como la apuesta por "programas de entretenimiento de calidad e innovadores que persigan el objetivo de rentabilidad social y que puedan ser emitidos en periodos de máxima audiencia".

El género cultural fue el más relevante en la radio pública en los ejercicios 2015 y 2016, si bien, se aprecia una destacable bajada en inversión y emisión de contenidos culturales en todos los canales televisivos respecto a los datos obtenidos en 2014 y, en especial, en los canales generalistas. En concreto, en La 1 descendió de un 15% en 2014 a un 2,1% en 2016 y, La 2, canal eminentemente cultural, pasó de registrar un 64% a un 48%.

La CNMC concluye que se ha cumplido con las obligaciones de servicio público encomendadas por la normativa sectorial en 2015 y 2016, pero realiza algunas recomendaciones como son garantizar la pluralidad, veracidad, objetividad e imparcialidad de la información; evitar cualquier tipo de injerencia que pueda percibirse como una falta de independencia del medio público; progresar en el cumplimiento de objetivos de accesibilidad previstos en la normativa; continuar apostando por la información como eje fundamental de su programación o aumentar la emisión de contenidos culturales y educativos.