Cóbdar (Almería) convoca una concentración silenciosa por la muerte de sus tres vecinos, cuyo funeral es mañana

Actualizado 04/12/2009 11:48:50 CET

ALMERÍA, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los vecinos del municipio de Cóbdar (Almería), de apenas 200 habitantes, se concentrarán al mediodía de hoy frente a las puertas de la Casa Consistorial, donde la Corporación local ha propuesto que se guarde un minuto de silencio por la muerte ayer de Herminia R.S. y Rafael N.C. a manos de Antonio N.C., quien se quitaba la vida después de asesinar a su esposa de 67 años y a su hermano de 80 años, aquejado de Alzheimer.

El acto, convocado en sesión plenaria junto al decreto de tres días de luto oficial que viven su primera jornada, según explicó en declaraciones a Europa Press el alcalde, José Fuentes (PSOE), llega después de que el Ministerio de Igualdad haya expresado su "más absoluta condena y repulsa" por lo que considera un "asesinato machista".

Fuentes señaló, no obstante, en la misma línea expresada por los residentes en este pequeño municipio del Almanzora, que, a su juicio, no constituye un caso de violencia de género". "Todos los vecinos que vivimos en la parte alta del pueblo, todos nosotros, somos como familia. No ha sido eso", aseguró.

Mientras, el Juzgado de Instrucción de Purchena se ha hecho cargo de las diligencias del doble crimen a las que se adjuntarán los informes médicos forenses que concluyan de las tres autopsias que se practicarán esta mañana en el Instituto de Medicina Legal.

Según preciso el alcalde, el funeral está previsto que se celebre mañana, a partir de las 11,30 horas, en la Iglesia Parroquial de Santa María de Cóbdar, en cuyo cementerio también recibirán sepultura los tres fallecidos.

Los que conocían de cerca a la familia, con los que mantenían estrechos lazos de amistad algunos ediles de la Corporación local, no podían ocultar su consternación ante lo que han calificado como "un golpe muy grande fruto de la desesperación y la angustia". Coinciden en señalar, según los testimonios recabados por Europa Press, que Antonio N.C., agricultor de profesión aunque ya jubilado, era "un buen hombre al que se le había complicado la vida".

En concreto, aludían al hecho de Herminia estuviese bajo tratamiento médico debido a "una fuerte depresión" tras atender y prestar cuidados a su cuñado enfermo durante años, además de estar convaleciente de una intervención quirúrgica, mientras que el primer edil se lamentó al asegurar que sus vecinos no informaron de la situación. "No nos habían dicho nada, si nos hubieran dicho que tenían problemas hubiéramos gestionado ayuda para ellos, les hubiéramos echado una mano", aseguró.

El doble crimen se registró pasadas las 8,00 horas. El servicio unificado de emergencias 112 tuvo conocimiento de los hechos después de que la fallecida, "visiblemente nerviosa", telefonease a su hija, residente en la capital, la cual se puso en contacto con una amiga íntima de la familia para que acudiera al domicilio familiar.

En el inmueble de la calle San José se personó, junto a los agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil, un equipo del servicio de emergencias sanitarias 061 que certificó la muerte de los tres ancianos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies