Codapa apoya la retirada de crucifijos de las escuelas públicas y pide al Defensor que defienda la legalidad

Actualizado 03/06/2006 13:22:02 CET

SEVILLA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Confederación Andaluza de Asociaciones de Padres de la Escuela Pública (Codapa), José María Mesa, apoyó hoy la retirada de crucifijos de aquellos centros escolares sostenidos con fondos públicos y pidió a la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz que "se encargue de defender los intereses generales del pueblo siguiendo la legalidad, que establece que vivimos en un Estado aconfesional", en referencia a la polémica surgida por la retirada de crucifijos y otros símbolos religiosos de un colegio de Baeza (Jaén).

En declaraciones a Europa Press, Mesa indicó que "no debe existir ninguna simbología religiosa en los centros escolares sostenidos con fondos públicos, y menos en las escuelas públicas, por una razón básica: respeto a quienes no profesan ninguna religión o a aquellos que profesan otra".

A su juicio, "en una sociedad cada vez más plural en la que en los centros públicos nos encontramos a personas de otras nacionalidades, con diferentes credos, hay que respetarlas a todas, porque se pueden sentir violentas".

Por último, sobre las manifestaciones de la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz, que instó ayer a la Consejería de Educación y a su delegación provincial en Jaén a dedicarse a las "graves carencias" que tiene la Educación andaluza y dejar de implicar a la institución en la retirada de crucifijos y otros símbolos religiosos de un colegio de Baeza, el presidente de Codapa se limitó a señalar que "el Defensor debe velar por la legalidad vigente".

Fuentes de la Oficina del Defensor del Pueblo consultadas por Europa Press reiteraron esta semana que la institución no ha recomendado la retirada de los crucifijos ni ha intervenido en el asunto. "Si lo que se quiere es ocultar los problemas que tiene actualmente la Consejería de Educación en Andalucía, no es buen camino porque el camino es resolver los problemas que la gente nos plantea sobre la educación en la comunidad y, si ellos están de acuerdo en la retirada de los crucifijos, que lo hagan, que sean valientes y no se lo adjudiquen a nadie", criticaron.