El Colegio de Geólogos de Aragón cree que el dragado del Ebro "debería ser una actuación puntual"

 

El Colegio de Geólogos de Aragón cree que el dragado del Ebro "debería ser una actuación puntual"

Crecida del Ebro a su paso por la provincia de Zaragoza
GOBIERNO DE ARAGÓN
Publicado 17/03/2015 19:11:57CET

ZARAGOZA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Colegio Oficial de Geólogos de Aragón ha considerado que las actuaciones en el Ebro deben realizarse con una visión integral y ha advertido de que el dragado "debería ser una actuación puntual, prácticamente exclusiva de los tramos urbanos, y no debería generalizarse, ya que la dinámica del río la hace ineficaz".

Tras la crecida extraordinaria del río Ebro que ha causado inundaciones en Aragón, Navarra y La Rioja, el Colegio de Geólogos se ha mostrado a favor de realizar actuaciones en el cauce y márgenes del Ebro para mitigar y prevenir los efectos de futuras avenidas.

No obstante, ha indicado que, desde el punto de vista técnico, las soluciones deben plantearse "de manera conjunta e integrada, desde una visión global de la cuenca" que tenga en cuenta que hay que remediar los actuales daños y, además, prevenir otros futuros.

En este sentido, ha señalado que la extracción de áridos de determinadas zonas sería una medida a realizar de manera "puntual y muy excepcional".

Para estos profesionales, el dragado "no es una solución efectiva ni mágica, ya que produce una modificación del perfil longitudinal del río, de forma temporal, volviendo en un tiempo más o menos cercano a su perfil de equilibrio natural y desapareciendo sus efectos".

El dragado "no garantiza la efectiva protección de las poblaciones ribereñas frente a futuras inundaciones, ya que la propia dinámica fluvial de un río tiende, de forma natural, a compensar los efectos de la misma en un tiempo relativamente corto".

"PUEDE SER CONTRAPRODUCENTE"

De esta manera, "la elevada inversión económica necesaria para realizar estas actuaciones de dragado implica que debería estudiarse pormenorizadamente, dada la imposibilidad de garantizar su efectividad y continuidad temporal".

Además, "y en función de la propia dinámica fluvial, puede ser claramente contraproducente realizar dicha actuación de manera generalizada, al tener efectos negativos tanto sobre la velocidad y dirección de las corrientes fluviales como sobre los procesos erosivos naturales, todos ellos de difícil control".

Puede tener influencia también sobre las infraestructuras cimentadas en el cauce (puentes), a la vez que se produce la sedimentación de los materiales antes erosionados en otras zonas, "aspecto que a su vez se pretendía evitar con el dragado".

Así, "no se considera adecuada la decisión del Gobierno de Aragón de suspender temporalmente, mediante el Decreto Ley 1/2015, la protección ambiental del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Ebro, así como la de urgir la modificación de los límites de espacios de la Red Natura 2000 en los meandros, sotos y mejanas del Ebro" en la Ribera Alta, para poder realizar los dragados.

"Se debe tener en cuenta que todas estas figuras de protección están basadas, entre otros, en criterios científicos y de racionalidad económica y que nada ha cambiado en la dinámica fluvial como para justificar semejantes medidas", han opinado, para pedir que se impulse "un debate técnico" que se traslade también a la sociedad para conocer los pros y contras de las distintas opciones y sus costes.

MEDIDAS

Entre las medidas que se podrían adoptar, el Colegio ha aconsejado que se realicen estudios detallados y actualizados sobre las áreas potencialmente inundables; que se incluyan las recomendaciones y limitaciones de las mismas en los Planes Generales de Ordenación Urbana (PGOU) de los municipios; y que se realice un deslinde correcto del Dominio Público Hidráulico.

Proponen también que se mantenga tanto el cauce como la llanura de inundación del río "de acuerdo a las limitaciones medioambientales y dentro del marco de la legislación en vigor; replantear las infraestructuras y obras de protección realizadas (motas) en cuanto a su eficacia y correcto emplazamiento, "con el retranqueo de la mismas y la colocación de compuertas en aquellos lugares donde sea considerado adecuado y siempre teniendo en cuenta que la prioridad es la salvaguarda de los cascos urbanos".

El Colegio de Geólogos sugiere la implantación en todas las zonas posibles de áreas de inundación controlada y cauces de alivio; el estudio y determinación de la relación entre crecidas y los niveles freáticos en las zonas del aluvial y su influencia en las afecciones observadas en zonas urbanas debido al ascenso del nivel freático; y llevar a cabo un análisis del efecto observado sobre el flujo de la altura de determinadas infraestructuras (carreteras, puentes).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies