La comarcas de la ribera del Ebro piden soluciones para que el "desastre" no se repita

Actualizado 17/03/2015 18:55:18 CET

ZARAGOZA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Los presidentes de las comarcas de la Ribera Alta y Ribera Baja, Alfredo Zaldívar y Felisa Salvador, respectivamente, han expresado este martes su preocupación por la situación que todavía se vive en las localidades de la zona tras la crecida extraordinaria del Ebro. Además han apostado por la búsqueda de soluciones para que el "desastre" no se vuelva a repetir.

   Para Zaldívar, la situación es cada día "más complicada" ante la posibilidad de que los agricultores no puedan comenzar la campaña de primavera-verano por los daños en las tierras. Según ha explicado, muchos de ellos, además de haber perdido la cosecha de cereales y de hortalizas, "difícilmente" llegarán a la siembra del maíz y a los cortes de alfalfa.

   El presidente de la Comarca Ribera Alta ha señalado que técnicos del Gobierno de Aragón están visitando la zona estos días y que el Ejecutivo autonómico está realizando la distribución de las empresas que asumirán la reparación de las grandes infraestructuras, aunque, ha dicho, estos trámites no se están realizando con la celeridad que desearían.

   "Creo que se debería empezar ya a tapar el Ebro donde estamos agujereados porque, si no, no tiene sentido que empecemos a arreglar caminos, acequias y riegos y que la gente empiece a arreglar sus fincas particulares e incluso las granjas", ha declarado Zaldívar. Según ha dicho, aún temen que esta misma semana pueda llegar otro repunte de caudal y que se produzcan nuevas inundaciones, "aunque no sea al mismo nivel".

   El presidente comarcal ha expresado su deseo de que se convoque una mesa de trabajo en la que se barajen posibles soluciones para evitar que se vuelvan a producir daños por inundación. Aunque ha admitido que se ha "limitado" el río en algunas zonas y que "posiblemente haya que eliminar alguna mota o replantear algunas otras", ha incidido en que también es momento de "coger el toro por los cuernos en cuanto a la reivindicación que tenemos desde siempre de limpiar el río".

   "El río hay que limpiarlo, hay que mantenerlo y conservarlo y eso conlleva el que algunos obstáculos que aparecen y que ocurren con las avenidas se tendrían que poder retirar", ha aseverado Zaldívar, que ha reivindicado el derecho de las localidades y vecinos a permanecer en el lugar que pueblan desde hace más de mil años.

ACUERDO

   Por su parte, la presidenta de la Comarca de la Ribera Baja, Felisa Salvador, ha anunciado que las aguas ya se están retirando y ha pedido "organización" a la hora de gestionar el río y su cauce.

   Salvador ha solicitado a los técnicos de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) que busquen soluciones para evitar que una nueva crecida pueda tener consecuencias similares a la de principios del mes de marzo, así como que se busque el acuerdo entre los habitantes de la zona y los ecologistas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies