¿Cómo conducir con lluvia y con niebla? Consejos para hacerlo de forma segura

 

¿Cómo conducir con lluvia y con niebla? Consejos para hacerlo de forma segura

Cómo conducir con lluvia
EUROPA PRESS

Actualizado 13/01/2017 17:33:49 CET

MADRID, 15.Nov (EDIZIONES) -

Atascos, balsas de agua, problemas de visibilidad... y, sobre todo, un asfalto mucho más peligroso que reduce el agarre de los neumáticos. Conducir con lluvia siempre conlleva un extra de peligrosidad, ya que la superficie del pavimento se vuelve mucho más deslizante y la visibilidad se reduce cosiderablemente. Así lo asegura la Dirección General de Tráfico (DGT), que advierte que la lluvia es el fenómeno climatológico adverso que más accidentes de tráfico provoca.

A continuación, le ofrecemos algunas recomendaciones para que los días lluviosos no estén reñidos con la máxima seguridad posible al volante.

1. REDUCE LA VELOCIDAD

Con la lluvia, los neumáticos no tienen la misma adherencia a la carretera que en seco. Según la DGT, se debe conducir un 10% más despacio de lo estipulado por las señales de tráfico de la autovía o autopista y se deben evitar los movimientos violentos con los mandos de control- embrague, freno y acelerador -y los frenazos brucos.

2. AUMENTE LA DISTANCIA DE SEGURIDAD

Este es otro de los aspectos más importantes a tener en cuenta para ayudar a reducir el número de colisiones. La Dirección General de Tráfico recomienda mantener una distandia de seguridad de al menos 3 segundos con el vehículo que nos predece. Además, de esta forma, también se evitará el denominado 'efecto spray' (lluvia pulverizada y sucia que va a parar al parabrisas del coche que nos sigue).

3. NO PISE LA PINTURA BLANCA

Intente no pisar la pintura de límites del carril o de otras marcas de la carretera ya que su agarre es menor que el del asfalto y resbala, pudiendo ocasionar una pérdida del control del vehículo. Mucho cuidado especialmente con los pasos de cebra: frene antes de situarse encima de ellos debido a la gran cantidad de pintura blanca que poseen.

4. SIGA LAS HUELLAS DEL COCHE QUE LE PRECEDE

Al igual que en el caso anterior, conducir justo por encima de las marcas que ha dejado el coche precedente ayudará a fijar los neumáticos al pavimento.

5. EVITE LOS CHARCOS

Los charcos y bolsas de agua disminuyen considerablemente la unión entre los neumáticos y la carretera y difultan saber la profundidad de lo que hay debajo. ¿Qué ocurre si no puedes evitarlos? Ante este caso, la DGT recomienda reducir la velocidad.

6. MEJORE LA VISILIBILIDAD

La visibilidad en la carretera es fundamental y más si las condiciones climatológicas no son favorables. Tener las luces delanteras del coche encendidas es vital para ver el estado de la carretera y para que el resto de conductores le vean. La DGT también recomienda cuidar los cristales y limpiar el parabrisas por dentro y por fuera.

Asismismo, la Guardia Civil advierte de los riesgos que puede suponer para los ciclistas la poca luminosidad en el asfalto y aconseja llevar ropa reflectante y de color claro si se hace uso de la bicicleta.

7. COMPRUEBE LOS NEUMÁTICOS CON FRECUENCIA

Los neumáticos deben estar en perfectas condiciones cada vez que se vaya a conducir con lluvia. Deberá comprobar que tengan la presión correcta y no estén desgastados.

8. EVITAR EL 'AQUAPLANING'

Si el asfalto no drena bien el agua y se han producido grandes charcos, el coche podría sufrir el fenómeno conocido como 'aquaplaning'. La mejor manera de evitar este efecto, que provoca que el coche se deslice por la calzada, es reducir la velocidad y sujetar con fuerza el volante. Si, a pesar de todo, el coche se queda sin dirección y comienza a patinar, la DGT sugiere corregir en la medida de lo posible las pérdidas de trayectoria y evitar acelerar o frenar. 

Previa YoutubeCargando el vídeo....

¿CÓMO CONDUCIR CON NIEBLA?

El principal problema a la hora de conducir con niebla es la falta de visibilidad. Por esa razón, se deben tener en cuenta una serie de precauciones para ser vistos por los demás conductores y también ver al resto de coches en la carretera. La DGT recomienda seguir las siguientes medidas:

SECUNDAR LAS MARCAS VIALES

No es conveniente fijarse en la trayectoria del vehículo de delante porque si éste comete un error el resto también lo hará. Lo ideal es tomar como referencia las líneas blancas de la carretera que delimitan el carril para no perder el camino.

USAR LUCES DE CORTO ALCANCE

Es muy importante tener claro qué tipo de iluminación hay que utilizar en caso de conducir con niebla. La DGT advierte que la mejor opción es enceder las luces de corto alcance y las de niebla pero NUNCA las luces largas, ya que éstas rebotan en la niebla y pueden deslumbrar al resto de conductores.

AUMENTAR LA DISTANCIA DE SEGURIDAD

Al igual que ocurre en los días lluviosos, la distancia de seguridad con el coche que nos precede debe aumentar y ser proporcional a la visibilidad que se tenga para evitar las colisiones en cadena en caso de cualquier imprevisto. Asimismo, no se deben realizar adelantamientos en caso de poca visibilidad.

NO ESTACIONAR EN EL ARCÉN

Este es un error muy común especialmente cuando la niebla es excesivamente densa. Sin embargo, no se debe parar el coche en mitad del arcén puesto que puede llegar a suponer un obstáculo para el resto de vehículos. Mejor usar una estación de servicio.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies