La Conferencia de Rabat reúne por primera vez a europeos y africanos para hablar de migración y desarrollo

 

La Conferencia de Rabat reúne por primera vez a europeos y africanos para hablar de migración y desarrollo

Actualizado 10/07/2006 9:39:10 CET

RABAT, 10 Jul. (EUROPA PRESS/Antonio Rodríguez)

La Conferencia ministerial euroafricana sobre migración y desarrollo se celebra hoy y mañana en Rabat (Marruecos) en una cita de la que no hay precedentes entre Europa y África a la hora de afrontar entre los países de origen, tránsito y destino la problemática de la inmigración ilegal hacia el continente europeo, fruto de los problemas endémicos de pobreza y falta de desarrollo que sufren los países africanos, sobre todo, los situados en la región subsahariana.

España presta especial importancia a esta Conferencia debido a las sucesivas crisis migratorias que ha sufrido sobre todo en el último año debido, en primer lugar, a las avalanchas en septiembre y octubre de 2005 de inmigrantes subsaharianos en Ceuta y Melilla y luego, por la reciente llegada masiva de cayucos a las Islas Canarias procedentes de Mauritania, Senegal y Gambia a raíz de una mayor cooperación marroquí y una mejor vigilancia marítima española en el Estrecho de Gibraltar.

Fuentes diplomáticas españoles insisten en que esta reunión no pretende "criminalizar" el fenómeno de la inmigración, pero sí que se logre una mayor conciencia en África de que los flujos migratorios hacia Europa deben ser ordenados y legales ya que la llegada ilegal de ciudadanos africanos a las costas españolas y europeas conlleva "efectos nocivos" como numerosas muertes y la privación de capital humano en los países africanos, en especial, jóvenes con estudios que son necesarios en sus lugares de origen.

En contrapartida, los europeos aceptan un compromiso "nuevo, fuerte y firme" con África cuyo objetivo final es sacar al continente negro de la "marginación" actual. En este sentido, el Gobierno español aprobó el pasado viernes un paquete de ayudas económicas antes de la reunión de Rabat que se centra en tres áreas de actuación.

Así, destinó casi 190 millones de euros al Fondo para la vacunación e inmunización gestionado por el Banco Mundial y que se destina a los países menos favorecidos, siendo la región subsahariana el ámbito prioritario de intervención. La contribución española al Fondo durante los próximos 20 años será desembolsada en euros a lo largo del periodo comprendido entre el 1 de enero de 2006 y el 31 de diciembre de 2025, ambos inclusive, en veinte pagos anuales, cada uno de ellos por importe de 9,475 millones de euros (12 millones de dólares).

En segundo lugar, el Consejo de Ministros aprobó la concesión de una ayuda extraordinaria a Marruecos para la mejora del control de su fronteras y el refuerzo de la lucha contra la inmigración ilegal. Para ello, el Gobierno español entregará a Marruecos medios materiales valorados en 10,5 millones de euros.

Esta ayuda está destinada a equipos de detección, interceptación y comunicación de movimientos ilegales de personas con destino a España. El motivo de esta ayuda se fundamenta en la necesidad de garantizar la seguridad y hacer frente a la crisis humanitaria derivada de la inmigración irregular evitando la entrada de inmigrantes ilegales en España desde territorio marroquí, ya sea a través de los perímetros fronterizos de Ceuta y Melilla, o desembarcando en las costas de las Islas Canarias, explicó el Ejecutivo.

28 MILLONES DE DEUDA EXTERNA

En tercer lugar y como anticipación a la Conferencia euroafricana de Rabat, el Gobierno aprobó una aportación de España de casi 28 millones de euros al Fondo Africano de Desarrollo (FAD) para la iniciativa de condonación de la deuda multilateral en el periodo 2006-2009.

Esta iniciativa supone la cancelación del 100% de la deuda de los países beneficiarios con el Fondo Monetario Internacional, la Asociación Internacional de Fomento del Banco Mundial y el Fondo Africano de Desarrollo una vez que alcancen el punto de culminación en el marco de la Iniciativa HIPC (siglas inglesas correspondientes a países pobres altamente endeudados) o de forma inmediata si ya lo han alcanzado en el pasado.

Por todo ello, el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Bernardino León, explicó el pasado viernes que la Conferencia euroafricana concluirá con una declaración política y un plan de acción que dispondrá de una "importante" apuesta económica por el continente africano.

León opinó que en el aspecto migratorio hay una cooperación entre países de tránsito, origen y los de destino que está funcionando "bien en líneas generales". De hecho, subrayó que "han disminuido mucho las cifras de migración irregular a través de cayucos y hay una implicación importante y un esfuerzo de cooperación". No obstante, advirtió de que el fenómeno es de "enorme amplitud" y que no se puede esperar "que de la noche a la mañana se termine completamente con él".

En cualquier caso, insistió en que es "evidente" que hay una disminución "muy clara" y que el Ejecutivo español espera que siga continuando "en los próximos meses".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies