Aprobada la regulación de subvenciones a los Centros de Acogida a Refugiados, que ascienden a 900.000 euros

Actualizado 14/07/2006 16:25:32 CET

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PERSS) -

El Consejo de Ministros ha aprobado en su reunión de hoy, a propuesta del ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, un Real Decreto que establece las normas reguladoras de las subvenciones públicas a los beneficiarios de los Centros de Acogida a Refugiados, integrados en al Red de Centros de Migraciones.

Los Presupuestos Generales del Estado para el año 2006 recogen una cuantía anual de 921.240 euros para la financiación de las ayudas económicas a residentes en los Centros de Migraciones (Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes y Centros de Acogida a Refugiados).

Según explicó la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, en la rueda de prensa posterior al Consejo, se trata de subvenciones complementarias a los servicios ya prestados por estos centros, que "van a permitir que los beneficiarios afronten las necesidades personales y familiares más urgentes además de facilitarles una mayor autonomía y su futura integración social".

De la Vega advirtió de que muchas de estas personas llegan a España en condiciones infrahumanas y en la mayoría de las ocasiones engañados por los traficantes. "Tenemos la obligación legal y moral de ofrecer medios inmediatos para las situaciones de urgencia y de llegada como las que se nos presentan en varios puntos de nuestra geografía", subrayó. A su juicio, esta iniciativa "va a redundar en más medios, más seguridad y más humanidad".

TRASPASO DE COMPETENCIAS.

En concreto, el Real Decreto pretende adaptar y regular el objetivo, los beneficiarios y el procedimiento de gestión a la nueva estructura administrativa derivada del cambio de organismos, al pasar la competencias del Instituto de Migraciones y Servicios Sociales (IMSERSO) a la Secretaría de Estado de Inmigración y Emigración.

A estas ayudas públicas, que se concederán en régimen de concesión directa, podrán acceder las personas que residan en los centros mencionados o aquellas otras que se encuentren viviendo fuera de ellos, pero siguiendo un programa de atención iniciado como residentes.

Para ser beneficiarios, estas personas tendrán que carecer de recursos económicos y sus necesidades no han de estar cubiertas por parte de los servicios sociales de otras administraciones públicas o organismos privados.

La normativa de las subvenciones que hoy aprueba el Consejo de Ministros establece como prioritarios los solicitantes que se encuentren en los siguientes supuestos: parejas con hijos menores, familias monoparentales con hijos menores, personas con discapacidad, personas de edad avanzada, mujeres embarazadas, personas que hayan padecido torturas, violaciones u otras formas graves de violencia psicológica física o sexual.

También se encuentran entre los objetivos prioritarios, las personas con alto riesgo por motivos sociopolíticos de su país de origen y personas que formen parte de programas especiales de la Administración española.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies