El Consejo de Ministros aprueba el baremo estatal de dependencia

Actualizado 20/04/2007 22:16:20 CET

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Ministros aprobó hoy el baremo estatal por el que se evaluará a los ciudadanos que no se valgan por sí mismos, para determinar los servicios y ayudas económicas que podrán percibir en el marco de la Ley de promoción de la autonomía personas y atención a las personas en situación de dependencia.

La vicepresidente del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró en rueda de prensa que el Gobierno hará "el máximo esfuerzo para estar a la altura de las expectativas" creadas en los ciudadanos, con el fin de que reciban las ayudas "en el menor tiempo posible". Eso sí, en 2007, solo podrán beneficiarse los ciudadanos que se encuentren en peor situación (unos 200.000 grandes dependientes).

El baremo será publicado en los próximos días en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y a partir de ese momento, los ciudadanos en situación de dependencia, podrán acudir a los servicios sociales de su comunidad autónomas para ser evaluados. "Sabemos que los ciudadanos tienen prisa legítima y lógica por beneficiarse de la ley", reconoció.

Según datos oficiales, hasta ahora, sólo el 6,5 por ciento de las familias recibía algún apoyo de los servicios sociales, mientras que a partir de hoy se ponen en marcha los mecanismos para que todas las personas que lo necesiten reciban una prestación económica y servicios como la teleasistencia, la ayuda a domicilio, centros de día y de noche, o residencias.

El baremo incluirá además las especificidades de los diferentes tipos de discapacidad (física, psíquica, mental o intelectual) y criterios específicos para los menores de 3 años. A todos ellos, discapacitados (incluido sordoceguera o enfermedad mental) y ancianos, se les identificará el nivel y los problemas que puedan tener en su entorno habitual para realizar las actividades básicas de la vida, así como el grado de supervisión y apoyo de otra persona requerido para estas tareas.

La vicepresidenta aseguró que este baremo es "de fácil comprensión" y valorará aspectos de la vida cotidiana como comer, beber, orinar, defecar, lavarse, vestirse, desplazarse dentro y fuera del hogar, tomar decisiones o mantener su propia salud. Este baremo se someterá a revisión dentro de un año para comprobar su efectividad y ver si es necesario incorporar nuevos criterios.

"DEFINITIVAMENTE EN MARCHA"

De la Vega valoró que, con la aprobación de este baremo, el Sistema de la Dependencia "se pone definitivamente en marcha", lo que supone "una magnífica noticia" para el más de millón de dependientes censados en España.

Además, aprovechó para "agradecer públicamente" a las comunidades autónomas "el espíritu de acuerdo" mantenido en la negociación de los distintos aspectos al negociar los distintos aspectos de la Ley. Ayer mismo se celebró la última reunión del Consejo Territorial y las distintas comunidades autónomas exigieron financiación adicional del Estado para costear la atención a estas personas.

De la Vega advirtió de que "la importancia real" de esta norma "se va a valorar de forma efectiva cuando pasen unos años". "Es una conquista en la que no va a haber vuelta atrás, pero necesita tiempo para concretarse en la vida real", insistió.

En este sentido, subrayó que los gobiernos socialistas han puesto en marcha los tres pilares del Estado del Bienestar: asistencia médica, educación y las pensión. "La ley de autonomía es el cuarto y una de las palancas esenciales para mejorar la vida de las personas que necesitan ayuda para vivir y cuidar a sus familiares", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies