Cospedal, "profundamente decepcionada" con el auto sobre 'La Manada', pide reformar el Código Penal

La secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal
EUROPA PRESS
Actualizado 22/06/2018 10:39:02 CET

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

La precandidata a presidir el Partido Popular María Dolores de Cospedal ha afirmado este viernes que se siente "profundamente decepcionada y frustrada" porque se haya concedido la libertad provisional a los miembros de 'La Manada', y ha abogado por reformar el Código Penal.

Así se ha pronunciado en una entrevista en Antena 3, recogida por Europa Press, cuando le han preguntado por el auto en el que la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra dicta la libertad provisional de los cinco hombres condenados por abuso sexual a una joven en Pamplona durante las fiestas de los Sanfermines de 2016.

"Respeto las decisiones judiciales. Pero como mujer me siento profundamente decepcionada y muy frustrada", ha manifestado Cospedal, que a continuación ha vuelto a señalar la necesidad de "abordar una reforma del Código Penal en este tema".

En su opinión, no basta con "quejarse mucho", sino que hay que ser "eficientes y eficaces". "¿Creemos todos que tenemos un problema? Pues modifiquemos el Código Penal entre todos si creemos que hay conductas que no están suficientemente bien sancionadas, como yo creo", ha indicado.

TAMBIÉN HABRÍA RECIBIDO AL 'AQUARIUS'

Por otro lado, Cospedal ha dicho que ella también hubiese aceptado que el barco 'Aquarius' llegase a la costa española, como decidió el Gobierno de Pedro Sánchez. "En esta situación concreta sí", ha afirmando, señalando que se trata de "un caso de humanidad" y por ello hay que actuar con humanidad.

Tras apuntar que el año pasado llegaron a España "de esa manera" unos 5.000 migrantes, ha asegurado que el acogimiento "se ha realizado históricamente por el Gobierno español", si bien ha añadido que la situación del 'Aquarius' era novedosa porque esta vez las autoridades del país al que se dirigía el barco, Italia, "les ceró las puertas".

En cualquier caso, considera que la política de inmigración no puede basarse únicamente en "gestos" como ese que, además, "tienen consecuencias cuando uno gobierna", según ha advertido.