La defensa del líder de los 'Miguelianos' pide su libertad en base a un informe que ve "fraude" en el inicio del proceso

Rueda de prensa del abogado de Miguel Rosendo junto a consagradas de la Orden
EUROPA PRESS
Publicado 16/05/2018 14:47:51CET

MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

La defensa del líder de la Orden y Mandato de San Miguel Arcángel, conocidos como 'Miguelianos', Miguel Rosendo, en prisión preventiva desde 2014 acusado de un delito de asociación ilícita, 12 contra la integridad moral, cinco de coacciones, y delitos contra la libertad sexual --por los que el fiscal pide 66 años de cárcel--, ha presentado ante la Audiencia Provincial de Pontevedra una petición de libertad provisional junto a un informe que, según indican, "demuestra un fraude" en la investigación que dio inicio al procedimiento judicial.

El abogado de Miguel Rosendo, Marcos García-Montes, ha explicado este miércoles 16 de mayo en rueda de prensa en Madrid que una de las conclusiones a las que llega este informe es que el informe que dio lugar a que se iniciara el procedimiento judicial contiene un "argumento novelesco más que indagatorio" con "tintes policíacos" y "elementos muy sospechosos".

"En definitiva, este procedimiento se pone en marcha en base a un informe y a la personación como denunciante de un sacerdote en quien tenemos que estimar que hay motivos espurios y de venganza", ha afirmado el abogado García-Montes. En concreto, las consagradas acusan al capellán de la prisión de A Lama, que era el asistente eclesiástico de la Orden, Isaac de Vega, de estar detrás de las acusaciones contra el líder de la Orden.

Además de este informe, la defensa de Rosendo ha presentado otro estudio realizado por los psicólogos Iñaki Piñuel y María Teresa Martínez acerca de los daños psicológicos de las supuestas víctimas del líder de Orden y Mandato en el que se determina que existió "un abuso de superioridad" y "maltrato psicológico" por parte de dicho sacerdote y en el que "se exculpa a Miguel Rosendo de la abducción de estas consagradas".

Según este estudio, presentado por el psicólogo Iñaki Piñuel, y que se basa en la evaluación a cuatro de las consagradas, todas ellas presentan "un cuadro de estrés postraumático" que, en opinión de los psicólogos, es el resultado de un "maltrato psicológico y verbal" por parte de esa tercera persona que, en cualquier caso, según ha apuntado, "no es Miguel Rosendo".

"Este cuadro es característico en supervivientes de actos de guerra, secuestros, catástrofes naturales y habitual en situaciones de acoso psicológico en las relaciones en ámbito de la pareja, laboral o en organizaciones religiosas", ha precisado Piñuel.

Las consagradas Marta Paz, mano derecha de Miguel Rosendo; Ivana L. S., vocal de la junta directiva de la Orden; e Iria, imputada por asociación ilícita, han defendido a Miguel Rosendo, han asegurado que no están "abducidas" por él, que la Orden "no era una secta", han tachado de "montaje" el proceso y han denunciado que con este procedimiento judicial se ha "mancillado" su imagen. Por su parte, la esposa de Rosendo ha indicado que su marido se encuentra "muy mal física y psicológicamente".

El abogado García-Montes ha declarado que el próximo paso será presentar en menos de un mes un artículo de previo pronunciamiento y pedir vista en la que esperan que la sala declare el procedimiento "nulo".