El Defensor del Pueblo pide salvaguardar la imagen y los datos sobre menores en los medios de comunicación

Intervención en el Congreso del Defensor del Pueblo Francisco Fernández Marugán
EUROPA PRESS
Publicado 19/03/2018 14:54:37CET

MADRID, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán, se ha referido a la exposición mediática de los menores y ha pedido salvaguardar su imagen y sus datos, según indica en el informe anual, correspondiente a 2017.

Así, Fernández Marugán recuerda que "es constante la preocupación" del Defensor del Pueblo para que "en todo momento esté garantizado el superior interés del menor, máxime cuando se puede ver afectado por procesos judiciales que le incumben directamente".

En el informe dado a conocer este lunes, recogido por Europa Press, el Defensor del Pueblo destaca que en el estudio sobre 'La escucha del menor víctima o testigo' (2015), elaborado por esta institución, se resalta "la necesidad de la preservación de la intimidad de los menores envueltos en determinados procesos judiciales como víctimas o testigos".

Asimismo, señala que el citado estudio se incluye una recomendación dirigida a la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) para "fomentar la autorregulación" de los medios de comunicación social de titularidad pública y privada en orden a preservar la intimidad, la dignidad y los derechos de las víctimas, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 34 de la Ley 4/2015, de 27 de abril, del Estatuto de la Víctima.

En este punto, Fernández Marugán pone como ejemplo en caso de la niña Nadia, "una menor de 11 años, aquejada, al parecer, de una enfermedad y cuyo progenitor se encontraba en prisión por orden judicial".

Para el Defensor del Pueblo en funciones, al margen de las circunstancias que concurren, y de las acusaciones que pesan sobre sus padres por la posible comisión de diversos delitos de estafa en donativos recibidos para su tratamiento médico, asunto investigado por el Juzgado de Instrucción número 1 de La Seu d'Urgell (Lleida), "era preocupante el tratamiento que algunos medios informativos estaban dando a este caso".

"Se trata de una menor víctima de un delito, y de la cual se publican datos privados e íntimos de su historial médico y de su vida privada, que deberían estar protegidos y amparados por el secreto profesional", agrega, para después recordar que por ello se inició una actuación de oficio con la Fiscalía General del Estado.

"Es de lamentar que en casos como este los medios de comunicación se dediquen a apostarse en la puerta de domicilios, con permanente presencia de medios audiovisuales y de prensa gráfica que proceden a filmar cualquier aparición de un menor entrando y saliendo, afectando a su vida diaria y a su estabilidad emocional", concluye Fernández Marugán.