La Defensora del Pueblo rechaza devolver a los migrantes que se suben a la valla de Melilla porque están en España

La defensora del Pueblo, Soledad Becerril, en un desayuno
EUROPA PRESS
Publicado 09/04/2014 11:56:56CET

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, afirma que la valla de Melilla es territorio español y rechaza que se devuelva sobre la marcha a Marruecos a los migrantes que consiguen alcanzar la alambrada y encaramarse a ella, como se ha venido haciendo en los últimos intentos de salto al perímetro fronterizo, dejando incluso que los gendarmes marroquíes entrasen entre el doble vallado para llevarse a los extranjeros.

"Nos duele enormemente la imagen desgarradora de personas subidas en una valla o en lo alto de un poste, por eso, a esas personas tenemos que tratarlas conforme a la legalidad: no hay devolución en caliente si están en territorio español y creemos que lo están", ha dicho Becerril ante el Pleno del Senado, donde este miércoles da cuenta del informe 2013 de la Alta Institución.

La Defensora ha incidido en que España cuenta con una legislación "garantista" que no contempla estos procedimientos. "Desde el momento en que una persona está en territorio español tiene que ser tratada conforme a la legalidad vigente, no entiendo que se hable de devoluciones en caliente, eso no existe en la Ley de Extranjería", ha sentenciado.

En este sentido, ha explicado que "cuando una persona entra en territorio español de manera no legal tiene un tratamiento de acuerdo con la ley, unos procedimientos, una asistencia y unas verificaciones que hace la Policía Nacional y si no reúne los requisitos previstos en la propia Ley de Extranjería, esa persona será devuelta, pero hay primero una tramitación y hay que cumplirla mientras esta ley esté en vigor".

Becerril, que ha puesto en valor a los ciudadanos de Ceuta y Melilla, a sus cargos públicos y sus funcionarios de seguridad y extranjería, por la labor que desempeñan en la acogida de la inmigración, ha incidido en que "las dificultades y los movimientos migratorios que llegan hacia España, fundamentalmente al Sur y a las ciudades autónomas no deberían ser tratados exclusivanente desde el punto de vista de la defensa de las fronteras".

En su opinión, España podría hacer un mayor esfuerzo en materia de protección internacional y asilo porque la proporción de personas que lo solicitan en España comparada con lo que se solicita a otros países de la Unión Europea es una tasa muy baja". La institución que dirige, según ha anunciado, elaborará un informe con la colaboración entre otros del ACNUR, para estudiar cómo se funciona en España en comparación con otros países.

"Sabemos todos que desde el momento en que existen fronteras, las naciones las defienden. Lo acatamos y aceptamos, por supuesto, pero el futuro no es solamente la defensa de los límites físicos y normativos, es mucho más complejo. Hay además razones económicas, porque la UE va a necesitar emigrantes (...) pero hay razones también de asistencia humanitaria", ha señalado.

Asimismo, Becerril se ha referido a la necesaria cooperación de la Unión Europea en materia de fronteras. Según ha dicho, "tiene la obligación de cooperar para que esa emigración se produzca de manera regular, ordenada, por vías regulares y contribuir a la mejora de la situación de determinados países de los que hay un porcentaje alto de ciudadanos que quieren marcharse".

Sobre estos asuntos se han pronunciado los senadores de Entesa y Grupo Mixto, Francisco Boya y Jesús Iglesias, respectivamente. El primero ha apuntado que la situación en los Centros de Internamiento de Extranjeros "ha quedado absolutamente superado" con lo que ocurre en las fronteras, donde se vive una situación "sangrante y lacerante". "Necesitamos un mayor esfuerzo, que se entienda que esta situación no puede ser tratada únicamente como un tema del Ministerio del Interior y por tanto, alguna cosa debemos hacer como país ante esta situación que es absolutamente inmoral e inhumana", ha declarado.

Iglesias, por su parte, ha denunciado que es una "desviación del poder y una violación de la normativa interna y los compromisos internacionales" que se cierren las fronteras de Melilla a los sirios, y ha destacado por "curioso" los "pocos" estatutos de refugiado que concede España en comparación con otros países de la UE que "no son frontera con un continente en conflicto y grave riesgo de violación de derechos humanos". Asimismo, ha incidido en la necesidad de que se retiren las concertinas del vallado fronterizo.

RECOMENDACIONES SOBRE PREFERENTES Y TERRORISMO

La Defensora ha abordado otras cuestiones de las tratadas en su informe anual, que ya ha sido presentado en el Congreso y en la Comisión Mixta de Relaciones con la institución, como las reclamaciones en materia de preferentes y otros productos financieros. Según ha dicho, la Comisión Nacional del Mercado de Valores ha aceptado su recomendación de elaborar un código que obligue a los empleados de las entidades a informar adecuadamente a los clientes y clasificar los productos con un código de colores en función del riesgo para el inversor.

También se ha referido a las víctimas del terrorismo para destacar que, en su opinión, España "debe intentar transmitir en organismos públicos, la ONU, el Consejo de Europa y la Unión Europea el daño que el terorrismo ha hecho en España" para que estos organismos, "que velan por los derechos humanos, también sean conscientes de lo que aquí ha pasado durante décadas". Para Becerril, el proyecto de Ley de Acción Exterior tiene esta intención, algo que aplaude.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies