Denegada la libertad provisional a la cuidadora de Boecillo (Valladolid) acusada del asesinato de tres niños

Actualizado 29/02/2012 20:41:12 CET

La reclusa ha sido trasladada al centro penitenciario de Brieva (Ávila) por expreso deseo suyo

VALLADOLID, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Instrucción número 6 de Valladolid ha acordado que Gabriela L.B, la excuidadora de la ONG Mensajeros de la Paz acusada del triple asesinato cometido en 15 de agosto de 20101 en la persona de tres niños discapacitados que tenía a su cargo en la localidad vallisoletana de Boecillo, continúe en situación de prisión provisional hasta la celebración de juicio.

En su auto, al que tuvo acceso Europa Press en fuentes jurídicas, el referido juzgado ha rechazado la solicitud de la defensa, que solicitaba su excarcelación, y ha estimado la petición formulada por el Ministerio Fiscal y las tres acusaciones personadas en la causa, de forma que la presunta filicida continuará en prisión provisional, comunicada y sin fianza.

Ésta, quien permanecía desde su detención en el Centro Penitenciario de Valladolid, fue trasladada ayer martes hasta el penal de mujeres de Brieva (Ávila) por expreso deseo de la misma, que alega falta de adaptación al penal vallisoletano y un mayor acercamiento a su esposo, que reside en la provincia abulense.

La acusada conoció el pasado día 23, durante una comparecencia celebrada en Instrucción 6 de Valladolid, trámite específico del procedimiento de la Ley del Jurado, que será juzgada por tres delitos de asesinato, según la calificación de los hechos de las acusaciones pública y particulares, mientras que la defensa entiende que su patrocinada obró bajo un estado de enajenación mental transitoria, en parte ocasionada por el hecho de que desde su llegada a España se ha visto sometida a tratamiento psiquiátrico debido a la depresión que padecía.

Gabriela L.B, de 55 años y natural de Uruguay, ha venido sosteniendo hasta ahora que no recuerda nada de lo ocurrido el día de autos y se escuda en que su único propósito era el de quitarse la vida, si bien lo cierto es que tres niños discapacitados de 3, 9 y 14 años que tenía a su cargo aparecieron el día 15 de agosto muertos en su habitación y con sus cabezas cubiertas con papel de cocina film en el centro 'Nuevo Amanecer' de Mensajeros de la Paz sito en el número 1 de la calle Almendro, en la urbanización El Moral de Boecillo. La autopsia constató como causa de la muerte la asfixia mecánica.

IMPUTABLE

El informe forense realizado a la detenida sobre su estado mental determina su imputabilidad, es decir, que es responsable a los efectos de responsabilidad penal, y ello a pesar de reconocer que se trata de una mujer que sufría un trastorno adaptativo, así como que tenía depresiones y había estado en tratamiento.

De hecho, la acusada ya protagonizó un intento de suicidio el 10 de septiembre del pasado año, cuando, de forma voluntaria, se arrojó desde una terraza del Centro Penitenciario de Valladolid y sufrió diversas fracturas, mientras que dieciocho días después, cuando se recuperaba de las lesiones en el Clínico Universitario, aprovechó un descuido de los sanitarios para abrirse los puntos de la herida.