Gobierno y CC.AA constituyen hoy el órgano que regirá el sistema para comenzar la atención en primavera

Actualizado 22/01/2007 9:34:39 CET

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales y las comunidades autónomas constituyen hoy el Consejo Territorial del Sistema para la Autonomía Personal y la Atención a la Dependencia, el órgano en el que las distintas administraciones coordinarán el desarrollo de la Ley y la atención a estas personas. El departamento de Jesús Caldera prevé este sistema empezará a funcionar en primavera.

Por lo tanto, se empezarán a desarrollar cada una de las disposiciones que contempla la ley, empezando por los baremos que utilizarán las comunidades autónomas para para medir la falta o pérdida de autonomía personal de los afectados y los diferentes grados.

La Ley obliga a la Administración a desarrollar los aspectos normativos en un plazo de tres meses tras la constitución del Consejo, por lo que "previsiblemente" las evaluaciones comenzarán a realizarse en abril y los dependientes más graves (unos 200.000, según los expertos) empezarán a recibir la atención antes del verano.

Trabajo calcula que en febrero se tendrá listo el decreto que regulará la intensidad de los servicios y las prestaciones económicas. En cualquier caso, el Gobierno mantiene que la financiación está garantizada con los 400 millones de euros presupuestados para este año. Mientras tanto, los técnicos de Trabajo y las comunidades autónomas están preparando los criterios que determinarán la aportación económica que deberán realizar los usuarios, en función de su renta y el patrimonio.

EL CONSEJO TERRITORIAL.

El Consejo Territorial que se constituye esta jornada acordará la intensidad de los servicios previstos, los requisitos y condiciones de acceso a las prestaciones económicas, los mecanismos de coordinación, los criterios de prevención de la dependencia y la determinación de la capacidad económica, según consta en el borrador del reglamento al que tuvo acceso Europa Press.

Este órgano también acordará las condiciones y cuantía de las prestaciones económicas, los criterios de participación del beneficiario en el coste de los servicios, el baremo y el sistema de información, entre otros aspectos.

El Consejo estará constituido por el titular del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, 17 consejeros de las comunidades autónomas, 11 representantes de la Administración General del Estado, un representante por Ceuta y otro por Melilla y otros dos designados por la Federación Española de Municipios y Provincias. Según consta en el citado documento, este órgano adoptará acuerdos y propuestas buscando el acuerdo para alcanzar el consenso. La decisión se adoptará por el voto favorable de la mayoría de los integrantes.

FORMULARIO DE RECOGIDA DE INFORMACIÓN.

Por su parte, el "Instrumento de Valoración de la Dependencia" que se aprobará hoy consiste en un formulario en el que se plantean a las familias preguntas sobre la capacidad para realizar tareas diarias del dependiente, según consta en los borradores a los que tuvo acceso Europa Press.

Este baremo contempla instrumentos para medir la capacidad de decisión de discapacitados intelectuales y pacientes mentales, así como tablas específicas dirigidas a menores de tres años para valorar sus problemas de desarrollo

Los técnicos evaluarán la dependencia siguiendo unas tablas de valoración de entre 25 y 100 puntos, en función de las respuestas recibidas sobre cuestiones como los problemas para abrir botellas, cortar la carne, sorber las bebidas, lavarse las manos, cortarse las uñas, calzarse o abrocharse un botón.

Las personas deberán marcar con una cruz las casillas de respuesta en función de los criterios citados con el fin de identificar el nivel y los problemas de desempeño en el entorno domiciliario y el grado de apoyo que necesitan por parte de otras personas.

DEPENDENCIA DE 0 A 3 AÑOS.

Asimismo, se aprobará un baremo específico para valorar la dependencia de los niños de 0 a 3 años. El documento establece tres grados de dependencia (moderada, grande y severa) pero sin niveles en cada uno de ellos.

La 'ficha' de los menores llevará adjunta un informe médico, que reflejará los problemas de desarrollo y de salud de carácter crónico, prolongado o de larga evolución, así como los datos relativos al diagnóstico, tratamiento y medidas de soporte funcional, terapéutico y ayudas técnicas.

Los expertos evaluarán también las funciones mentales y estructuras del sistema nervioso, sensoriales y del dolor, la voz y el habla, los sistemas cardiovascular, hematológico, inmunológico, respiratorio, digestivo, la movilidad y las funciones genitales y reproductoras, entre otras.

El sistema analizará igualmente aspectos como la dificultad de asistencia a centros infantiles, actividades diarias de higiene o desórdenes de la alimentación, la conducta (llanto incontrolado, trastorno del sueño, agresividad), dificultades arquitectónicas fuera o dentro de la casa o la necesidad de realizar desplazamientos obligados para recibir tratamiento.

También se tendrá en cuenta la actividad motriz y detalles sobre su capacidad de adaptación al medio en función de su edad: fijar la mirada, sostener un sonajero, coger un objeto en cada mano, tirar de un cordón, abrir cajones, beber sin ayuda, usar cubiertos o realizar trazos con el lápiz.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies