Derecho a Vivir dice que los centros clandestinos descubiertos revelan que la ley actual no los evita

Actualizado 27/06/2014 17:26:54 CET

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La portavoz de Derecho a Vivir, Gádor Joya, considera que el desmantelamiento a cargo de la Policía de una serie de establecimientos en Madrid que practicaban abortos clandestinos "deja en evidencia" que una ley "de barra libre" no evita la ilegalidad.

"Los partidarios de acabar con vidas humanas en el vientre materno nos han repetido hasta la saciedad una mentira que hoy se descubre: una ley de barra libre de abortos no asegura que esta terrible práctica se realice en exclusiva en abortorios amparados por la ley", dice la portavoz de la organización en un comunicado.

Para Joya, "lo que hay que hacer para acabar con el aborto no es aprobar leyes más permisivas, sino proteger a las mujeres y promover las ayudas a las embarazadas, sobre todo a aquellas en riesgo de exclusión social".