Descubren aprisionado a un inmigrante bajo el salpicadero de un coche al pasar la frontera de Melilla

Actualizado 10/06/2009 23:25:22 CET

MELILLA, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha descubierto oculto a un inmigrante en un hueco habilitado bajo el salpicadero de un vehículo cuando intentaba pasar la frontera que separa Marruecos de Melilla en un coche conducido por un marroquí, según informó hoy a Europa Press un portavoz de la 2006 Comandancia.

El servicio se llevó a cabo sobre las 14,30 horas en de la Aduana de Beni-Enzar, al proceder los guardias civiles allí de servicio al control selectivo de un automóvil marca Renault, modelo Safrane, de color gris y matrícula marroquí que en esos momentos pretendía acceder a la ciudad procedente del país magrebí.

El vehículo parecía en un principio que iba ocupado tan solo por su conductor, al que los agentes invitaron a apearse al objeto de realizar una primera inspección superficial de su interior. Al proceder a la misma, los guardias apreciaron cierta irregularidad en la parte derecha del salpicadero, lo que motivó un examen en profundidad que dio como resultado la localización de un doble fondo practicado en ese lugar, en cuyo interior se encontraba una persona.

Se trata de un hombre de origen subsahariano, que fue auxiliado a salir, ya que no lo podía realizar por sus propios medios. El inmigrante, que deambulaba con dificultad, y que presentaba síntomas claros de entumecimiento y al que se le observaba respiración agitada, fue trasladado al servicio de urgencias del Hospital Comarcal, donde fue atendido y estabilizado, con diagnóstico de "dolor y movimientos funcionales de la cadera limitados por la postura", si bien horas después fue dado de alta.

El portavoz de la 2006 Comandancia indicó que "se da la circunstancia de que bajo la alfombrilla delantera derecha se localizó una llave de fabricación artesanal que permitió destornillar el salpicadero reformado, lo que contribuyó a la pronta extracción de esta persona".

El inmigrante localizado es un joven de unos 26 años de edad, que dice proceder de Ghana, indocumentado, que será puesta a disposición judicial en calidad de testigo y posteriormente conducido al Cuerpo Nacional de Policía a efectos de aplicación de la legislación vigente en materia de Extranjería.

El conductor del vehículo atiende a las iniciales Z.A., de 53 años de edad, natural y vecino de Marruecos, que será puesto a disposición judicial como presunto autor de un delito contra los Derechos de los Ciudadanos Extranjeros, coloquialmente conocido como "tráfico de inmigrantes".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies