El descubridor de las Tumbas Reales de Sipán cree que en Perú aún queda por encontrarse mucha riqueza arqueológica

 

El descubridor de las Tumbas Reales de Sipán cree que en Perú aún queda por encontrarse mucha riqueza arqueológica

Actualizado 11/05/2006 16:29:41 CET

Walter Alva cree que este hallazgo es "el inicio de nuevos descubrimientos", pese al "saqueo" que ha sufrido Perú

SANTANDER, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El descubridor de las Tumbas Reales de Sipán (Perú), Walter Alva, se ha mostrado hoy convencido de que en el país andino todavía queda por encontrarse mucha riqueza arqueológica, a pesar del "saqueo" al que ha sido sometido, sobre todo en los últimos 100 años, para abastecer el mercado de antigüedades mundial, tanto de oro como de textiles, cerámica y otros objetos.

El arqueólogo, que es director del Museo de las Tumbas Reales de Sipán, yacimiento que fue descubierto en 1987 y está considerado como uno de los más importantes del siglo XX, aseguró que este hallazgo es "el inicio de nuevos descubrimientos", ya que ha servido como revulsivo para poner en marcha nuevos proyectos y líneas de investigación en el país.

Explicó en este sentido que este descubrimiento ha provocado en Perú un fenómeno semejante al registrado en Egipto tras el hallazgo de la tumba de Tutankamón, que despertó un inmenso interés y fomentó el fenómeno de la egiptología. En concreto, en este momento existen dos "grandes proyectos" y otros ocho de menor envergadura sobre la cultura Mochica, a la que pertenecen los restos encontrados en Sipán y que ha dejado además otros exponentes como templos, asentamientos habitacionales, fortificaciones y cementerios.

Alva señaló que el hallazgo de las Tumbas de Sipán estuvo "marcado por el drama" que afecta a Perú y otros países del continente americano que han visto "permanentemente saqueado" su patrimonio cultural. Salvar el monumento de un "saqueo inminente" fue, precisamente, lo que aceleró los trabajos que condujeron a "uno de los descubrimientos más importantes" del mundo, explicó.

Pese a ello, una pieza de oro de Sicán de más de un kilo fue robada por una red en la que estaban involucrados personajes "de mucho nivel empresarial y diplomático", aunque finalmente pudo recuperarse. Para poner fin a estos saqueos, Estados Unidos y algunos países de Europa, entre ellos España, tienen convenios para evitar la entrada de bienes culturales procedentes de otros países, si bien, según Alva, el español no es un mercado tradicional de obras de arte, centrado en países como Dinamarca, Holanda, Suiza o Francia.

EXPOSICION EN ALICANTE

La visita del arqueólogo peruano a Santander, donde ha impartido una conferencia en la Universidad de Cantabria, se enmarca en su viaje a España con motivo de la inauguración, en el Museo Arqueológico Provincial de Alicante, de la exposición 'El señor de Sipán, misterio y esplendor de una cultura preinca".

Se trata de la primera vez que materiales de las tumbas salen de Perú para formar parte de una muestra que permanecerá abierta hasta el 20 de junio y que, según Alva, podría verse también en Madrid o en el norte de España, de prosperar las negociaciones que se mantienen en este sentido.

La exposición incluye el 30 por ciento de las piezas descubiertas, así como una recreación de la tumba de un gobernante del antiguo Perú y de sus acompañantes. En el momento del descubrimiento, los restos del difunto, un hombre de entre 45 y 55 años y 1,67 metros de estatura, estaban envueltos en un "impresionante" ajuar funerario, compuesto de emblemas, joyas y atuendos. También se encontraron restos de ocho acompañantes, entre ellos tres mujeres jóvenes y un niño, además de los de dos llamas.

Según Walter Alva, este yacimiento proporciona una "visión" de lo que fueron las culturas preincas, y de la Mochica en particular, que se desarrolló entre los siglos I al VI después de Cristo en la costa norte del país, uno de los territorios más secos, y cuya economía se basaba principalmente en la agricultura y en los recursos marinos.

El peso de la agricultura en la forma de vida de los mochicas fue precisamente lo que desencadenó su desaparición, "probablemente" como resultado de una sequía "muy prolongada" que impidió mantener la estructura social y política de una cultura "altamente organizada y jerarquizada", con una clase dirigente preponderante y un concepto religioso "muy adelantado a su tiempo".

Aspectos todos ellos que se pusieron de manifiesto a raíz del hallazgo de las tumbas, ya que hasta entonces la cultura Mochica se había considerado "relativamente sencilla", según Alva.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies