Desmantelada en Málaga una red de narcos que pretendía distribuir más de 2 toneladas de hachís en Europa

Actualizado 10/06/2009 21:00:23 CET

MÁLAGA/MADRID, 10 Jun. (OTR/PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han intervenido unas 2,5 toneladas de hachís y han detenido a seis miembros de una organización dedicada al tráfico de estupefacientes a gran escala. En concreto, la banda intentaba, en el momento de su detención, distribuir en Europa la cantidad de sustancia requisada. La droga era introducida por vía marítima desde Marruecos a través de Tarragona, Palma de Mallorca y Portugal.

Según informó la Policía, la operación se inició hace más de un año, cuando los investigadores recabaron informaciones sobre diversos integrantes de un grupo de narcos que organizaban envíos de hachís desde Marruecos a España y Portugal y era dirigido desde Holanda por M.N. Según las pesquisas, se encargaban de adquirir la droga, de contratar las embarcaciones semirrígidas para el transporte y posteriormente distribuirla al resto de Europa.

La colaboración policial internacional permitió la detención, el pasado mes de marzo, de tres personas y la incautación de seis toneladas de hachís en Portugal. En aquel entonces, fueron intervenidas ocho embarcaciones tipo yate dotadas de dobles fondos en las que camuflaban el estupefaciente.

Las investigaciones sobre este arresto, llevaron a determinar, a mediados de mayo, de que el grupo preparaba un inminente envío de droga por vía marítima, que iba a ser introducido por la costa de Tarragona. Entonces se detectó que uno de los investigados, A.G.H, se había trasladado en su furgoneta cargada de droga, hasta la población de Cambrils (Tarragona), donde se la entregó a otro individuo. Éste se dirigió a una granja avícola de Riudoms para guardarlo y luego regresó a su domicilio de Esparraguera (Barcelona).

DROGA ESCONDIDA EN COMEDEROS DE AVES DE GRANJA

Así, se realizó un registro en esta localidad, donde se incautaron 800 kilos de hachís así como de 46.000 euros en efectivo. La sustancia estaba escondida en los comederos de aves de la granja. En concreto se trataba de 59 fardos que contenían un total de 1.731 kilos de hachís. Además, se procedió al arresto de cuatro personas, entre ellos M.E.A., encargado de las labores de vigilancia y custodia de la droga.

En una segunda fase de la operación, los investigadores averiguaron que el líder del grupo, cuyas iniciales son M.N, se encontraba en territorio español. un complejo dispositivo de vigilancia permitió detenerle en el aeropuerto de Málaga e intervenir hachís, junto con 5.000 euros en efectivo y numerosas llaves relacionadas con su actividad delictiva.

Las numerosas medidas de seguridad que adoptaban para evitar la acción policial, unido a la gran movilidad y su intensa actividad en España y en el Extranjero, ha requerido de una coordinada colaboración a escala internacional.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies