La DGT dice que la nueva Ley de Tráfico reduce las multas de velocidad como hace 20 años, "cuando eran de 8.000 pesetas"

 

La DGT dice que la nueva Ley de Tráfico reduce las multas de velocidad como hace 20 años, "cuando eran de 8.000 pesetas"

Actualizado 25/11/2009 12:38:52 CET

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El subdirector de la Dirección General de Tráfico (DGT), Ramón Ledesma, aseguró hoy que la nueva Ley de Tráfico, publicada ayer en el BOE, reduce la cuantía de las multas de velocidad hasta igualarlas a las cantidades de hace 20 años, "cuando la multa era de 8.000 pesetas, unos 50 euros".

Así, Ledesma explicó en una entrevista a Telecinco recogida por Europa Press que una persona que sea multado por conducir a 140 kilómetros por hora en una autopista tendrá que pagar una sanción de 100 euros, lo que se reducirá hasta los 50 euros en el caso de que abone la multa en los 20 primeros días después de ser notificado.

Además, indicó que "el 90 por ciento de las multas de radar fijo" son precisamente por estos "pequeños excesos de velocidad, a 140 ó 141 kilómetros por hora". No obstante, esta nueva cuantía de las multas de velocidad no entrará en vigor hasta dentro de seis meses, cuando se ponga en funcionamiento el grueso de la ley.

Lo que sí entra en vigor hoy mismo es que se dejará de quitar puntos por algunas conductas que hasta ahora restaban en el carné de conducir, pero que en la nueva norma sólo están castigadas con una sanción económica, como conducir de noche sin las luces o aparcar en el carril bus. Tal y como explicó Ledesma, estas infracciones ya no restan puntos "para que el conductor tenga en la cabeza lo que realmente es importante".

"NO SE TRATA DE INCREMENTAR MULTAS"

"No se trata de incrementar las multas, que incluso en el 90 por ciento de los supuestos bajan de precio, sino no quitar puntos por cosas que no afecta a la seguridad vial", aseguró el subdirector de la DGT. Además, indicó que la administración ya "no va a quitar los puntos por una multa pendiente de tramitar", en el caso de que la infracción no se encuentre en la nueva ley en el cuadro de las conductas que restan puntos.

No obstante, advirtió que "hay algunas multas que sí aumentan". Es el caso de "aquellos que lleven inhibidores de radar, pues ya no llevarán una multa de 150 euros sino de 6.000 euros y 6 puntos", debido a que "son aquellos que deciden vivir al margen de la carretera y, por lo tanto, merecen un castigo especial".

Ledesma también señaló que será dentro de seis meses cuando entre en vigor el grueso de la ley, ya que "toda la arquitectura del procedimiento sancionador es bastante complejo y es necesario para que entre en marcha de una manera correcta". En este sentido, Ledema explicó que será en el próximo mes de mayo cuando se pueda aplicar el 50 por ciento de reducción de multas.

Por último, hizo referencia a que las distracciones en carretera "constituyen siempre un tercio del pastel de la accidentalidad", y añadió que "uno de los grandes objetivos de la ley es unificar las sanciones para el conductor independientemente del lugar donde nos encontremos con nuestro vehículo". De esta forma, la multa de 200 euros por hablar con el móvil será la misma dentro y fuera de la ciudad. "Lo importante de la ley es que el mensaje es más claro y más sencillo", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies